Cerca de 500 vallisoletanos se concentran contra la LOMCE y para recordar que la educación "no tiene color político"

Varias personas sujetan la pancarta en la Plaza de la Universidad. E.P.

La movilización la han protagonizado miembros de la comunidad educativa, entre profesorado, familias, alumnos y representantes de sindicatos de enseñanza, que se reunieron en la Plaza de la Universidad.

Medio millar de vallisoletanos se ha concentrado esta tarde en la capital, respondiendo así a la convocatoria realizada por la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública en casi una treintena de ciudades en toda España, con el fin de exigir la derogación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y para decir "basta ya" a los recortes sufridos por el sector, en cifran en 9.000 millones desde el inicio de la crisis.

 

La movilización, a partir de las 19:00 horas, la han protagonizado miembros de la comunidad educativa, entre profesorado, familias, alumnos y representantes de sindicatos de enseñanza, buena parte de ellos provistos de la ya característica camiseta que identifica la llamada 'marea verde', y ha tenido por escenario la Plaza de la Universidad, ante la simbólica estatua erigida al insigne escritor Miguel de Cervantes, donde los participantes se han apostado tras distintas pancartas bajo el lema 'Escuela pública de todos y para todos. Recortes no'.

 

"Nos vemos obligados a volver a la calle y la movilización", explicaba la vicepresidenta de la Federación de Padres de Alumnos de Valladolid (FAPAVA), María José Gómez, quien ha urgido la formalización de un verdadero Pacto Educativo "pero contando con la comunidad educativa, un pacto social no sólo político", frente al "paripé" o "tomadura de pelo" que, en su opinión, ha supuesto la fallida Subcomisión de Educación constituida en el Congreso y en la que sólo continúan sentados el PP y Cs.

 

Al respecto, la representante de FAPAVA, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha lamentado que ante una cuestión tan importante los distintos grupos políticos hayan sido incapaces de ponerse de acuerdo, fundamentalmente para lograr derogar la LOMCE "impuesta sin consenso y sin el concurso de la comunidad educativa" y, entre otras muchas necesidades, incrementar la "ridícula" inversión en el sector que no supera el 3% del PIB.

 

"Mientras tanto, continúa la regresión educativa, descienden la becas y las ayudas, la matrículas siguen carísimas, no se atiende a la diversidad por falta de especialistas", denuncia María José Gómez, quien ha advertido de que el sector de la enseñanza necesita de este pacto en lugar de la "incertidumbre" que supone la sucesión de leyes como la LOMCE, que está convirtiendo la educación en un "objeto de lujo, en un juego de despachos".

 

La representante de la FAPAVA, cuyo testimonio ha sido posteriormente ratificado a través de un comunicado leído en la Plaza de la Universidad, concluye su análisis de la situación con un contundente mensaje: "No podemos seguir jugando con la educación pública y sobre todo con el futuro de este país que son nuestros hijos".

 

Entre los asistentes a la concentración se encontraba también el secretario del AMPA del Colegio de Educación Especial número 1 de Valladolid, Mariano Luis, quien ha aprovechado el acto para recordar sus reivindicaciones ante la Consejería de Educación para reforzar los servicios básicos del centro.

 

En concreto, representantes de este colegio que atiende a alumnos con discapacidad reclama actualizar la ratio personal-alumno, ya que ésta se encuentra anclada en 2010 y, según demandan, es preciso duplicar la misma, tal y como volverán a plantear este jueves durante una concentración convocada ante las puertas del departamento del consejero, Fernando Rey.