Cerca de 300 personas se manifiestan frente a la Catedral contra la instalación del ascensor en la torre

Entre los asistentes, incluidos representantes de los grupos de oposición en el Consistorio, se han podido escuchar lemas como "alcalde, este ascensor será tu perdición" o "el Dios del clero es el dinero".

Cerca de 300 personas se han manifestado este sábado en Valladolid contra la instalación de un ascensor en la Catedral metropolitana y han reclamado su coste -financiado con fondos procedentes del uno por ciento cultural que aportaron empresas que afrontaron otras obras de patrimonio y Amigos de la Catedral- se destine a fines sociales.

 

Bajo lemas como 'No es cultura, es una excusa. Stop ascensor', 'Menos frivolidades y más políticas sociales' o 'Este ascensor es un insulto', los manifestantes se han concentrado frente a la puerta de la Seo, convocados por distintas organizaciones vecinales y colectivos como 'Parados en Movimiento'.

 

Entre los asistentes, incluidos representantes de los grupos de oposición en el Consistorio, se han podido escuchar lemas como "alcalde, este ascensor será tu perdición", "esta catedral será otro Gamonal" o "el Dios del clero es el dinero".

 

Cabe recordar que las obras, en las que el ascensor forma parte del conjunto de trabajos de mejora de la torre sur del templo, tendrán un coste cercano a los 500.000 euros, a los que se sumarán otros 100.000, también procedentes del fondo acumulado del 'Uno por ciento Cultural' -previsto en un acuerdo de 1998- y de la asociación Amigos de la Catedral (42.073 euros), que quedarían, según fuentes municipales, para cubrir posibles imprevistos o modificados.

 

Dichas fuentes destacaron que el dinero no saldría de las arcas municipales y que el dinero sólo se podía, según el acuerdo, destinar a este fin, aunque la encargada de leer el manifiesto de la protesta, la representante del movimiento vecinal Carmen Quintero, ha asegurado que el Consistorio "podría haberse sentado a negociar con las partes un cambio del convenio", pero ha criticado que "el PP no ha hecho ni la más mínima intención.

 

En el manifiesto, Quintero ha calificado de "desmesurada" la obra y de "no razonable" en los momentos actuales, en los que ha abogado por discernir "qué es prioritario y qué no". Además, los asistentes a la protesta han subrayado su "amor" por el patrimonio y la cultural, por lo que se han considerado "indignados" de que se utilicen como "excusa" para este dispendio. Por todo ello, han concluido que no lo van "a permitir" con su "silencio" ni con su "dinero".