Cerca de 300 personas piden en Valladolid salarios y empleos dignos

Los manifestantes piden que los trabajadores "recuperen" el poder adquisitivo y salarial que se ha perdido en los últimos años y que este vaya acompañado de empleos y salarios "dignos" que "eliminen" la precariedad en Castilla y León.

Alrededor de 300 personas han respondido en la capital vallisoletana a la llamada de los sindicatos para reivindicar la negociación colectiva, que los trabajadores "recuperen" el poder adquisitivo y salarial que se ha perdido en los últimos años y que este vaya acompañado de empleos y salarios "dignos" que "eliminen" la precariedad en Castilla y León.

 

Esta será, además, una de las principales reivindicaciones que llevarán los sindicatos a la calle el próximo 22 de febrero con concentraciones en todas las capitales de provincia y en las principales comarcas, en este caso ante la patronal.

 

Los secretarios regionales de CC.OO y UGT, Ángel Hernández y Faustino Temprano, han acudido a este acto de protesta para pedir la participación no sólo de los trabajadores sino de toda la ciudadanía. La concentración ha tenido lugar en la Plaza Fuente Dorada de Valladolid y los asistentes han lanzado sus reclamaciones encabezados por una pancarta en la que se ha podido leer: 'Por un empleo y salarios dignos'.

 

El secretario general de UGT se ha mostrado "convencido" de que a través de la presión de los ciudadanos y los trabajadores serán "capaces" de sentarse con los empresarios y el gobierno para poner en marcha acuerdos y negociaciones que en estos momentos "no existen" porque les separan distancias "considerables"

 

Temprano ha añadido que según los datos de recuperación de salario la Comunidad está muy por debajo de la media nacional y ha recordado que en 2015 ambos sindicatos ya firmaron en Castilla y León con Cecale un acuerdo para "acercarse" a las medias salariales a nivel nacional.

 

Sin embargo, ha reprochado que el 2016, junto con este acuerdo, ya ha expirado y no se han acercado a esa media sino que han "retrocedido" y ha agregado que aunque la economía ha "mejorado" pero no ha llegado a los trabajadores y por tanto, existe "mayor precariedad" en el empleo y "más niveles de pobreza".

 

DOS EJES DE TRABAJO

 

Por su parte, el secretario de CC.OO, ha explicado los dos principales ejes de trabajo que ambos sindicatos se han marcado en el ámbito estatal.

 

El primero de ellos, que les es "innato", tiene que ver con la negociación colectiva para presionar a la CEOE y cerrar el acuerdo de subida salarial para 2017, además de hacer una "llamada de atención" a las patronales provinciales en la negociación de los convenios que tenían que haberse cerrado antes del término de 2016.

 

Hernández ha añadido que el trabajo en este terreno con las empresas y los sectores que se ven afectados por la negociación colectiva tiene como meta lograr que antes del 23 de marzo haya una posición "clara" de las patronales provinciales y de las empresas para "desbloquear" la negociación colectiva.

 

Sin embargo, de mantenerse esta situación, ha advertido que pasarán a convocar paros parciales en las empresas de los sectores afectados para alcanzar sus objetivos.

 

Por otro lado, ha puesto el foco en las negociaciones estatales, en las que no se terminan de materializar los "compromisos" que adquirió Mariano Rajoy en la última reunión que mantuvo con la patronal y ambos sindicatos para abrir los frentes del diálogo social.

 

En este sentido, otro de los objetivos que se han marcado ambos sindicatos es el de poner en marcha una serie de acciones para que esta situación se "desatasque" ya que además está pendiente la renovación del Pacto de Toledo.

 

Asimismo, Hernández se ha mostrado "deseoso" por que el Parlamento inicie el debate de la renta garantizada de ciudadanía para aquellas familias y trabajadores de este país que no tienen ingresos en sus hogares.

 

También están "pendientes" de iniciar la contrarreforma de la reforma laboral para dar "marcha atrás" a aquellos elementos que consideran que han sido "más perjudiciales" para los trabajadores.

 

DESMOVILIZACIÓN SOCIAL

 

Por último, el secretario regional de CC.OO ha afirmado que son "conscientes" de que no es un "buen momento" para la movilización social porque esa parte de esa sociedad que se moviliza está "desilusionada y frustrada" ya que había "confiado" en que estos problemas se solventasen por medio de un acuerdo entre las organizaciones progresistas y de izquierdas que "desgraciadamente" no ha llegado y ha llevado a que el intento de "desalojar" a Rajoy haya sido, a su juicio, "reforzado".