Cerca de 30.000 personas pasan por la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Valladolid

Un instante de la Feria. ALVACAL

Los 21 libreros que han participado este año, uno más que el año pasado gracias a la incorporación de la librería segoviana 'Libros del Reino Secreto', se han mostrado "muy satisfechos" con los resultados obtenidos.

Unas 30.000 personas se han acercado este año hasta los puestos de la XXXV Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, situados en la Acera Recoletos de la capital vallsioletana, según ha indicado la Asociación de Libreros de Viejo y Antiguo de Castilla y León (Alvacal) a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Los 21 libreros que han participado este año, uno más que el año pasado gracias a la incorporación de la librería segoviana 'Libros del Reino Secreto', se han mostrado "muy satisfechos" con los resultados obtenidos.

 

Los organizadores han achacado la afluencia de público al buen tiempo que les ha acompañado prácticamente todos los días y han asegurado que este ha sido el año que más gente ha acudido.

 

Por su parte, la presidenta de Alvacal, Cristina Pérez Tejera, también ha destacado que este año han tenido unas ventas "superiores" al año pasado.

 

Uno de los "puntos fuertes" de esta edición ha sido el mantenimiento de una intensa programación cultural que se ha desarrollado a lo largo de toda la feria en la carpa de actividades.

 

Además, a pesar del "bajo" presupuesto, que "apenas" supone un diez por ciento del coste de la programación, todas las propuestas, que han girado en torno a la temática de las leyendas, han sido de "calidad", gratuitas y se han adaptado a "todo tipo de públicos", han explicado la presidenta de Alvacal.

 

ACTIVIDADES DESTACADAS

 

En concreto, las actividades con mayor acogida han sido los dos conciertos de Mayalde celebrados el sábado 8 de abril (ambos consiguieron llenar la carpa, alcanzando la cifra de 300 personas por actuación), las cuatro actuaciones del juglar leonés Crispín d*Olot y la sesión de cuentos de la narradora oral Ana Griott (en ambos casos, también consiguieron llenar la carpa).

 

Similar acogida han tenido los conciertos de Carlos Soto, Maria Desbordes y Jesús Parra, así como la sesión de 'Leyendas contadas' de Isabel Benito.

 

Por otra parte, simposio sobre leyendas y misterios con el que se inauguró la feria, que ha contado con expertos en la materia como Joaquín Díaz, José Manuel Pedrosa, Joan Estruch, Salvador García Castañeda o Sara Molpeceres, ha conseguido este año "triplicar" el número de oyentes.

 

Además, se ha convertido en una de las apuestas que Alvacal quiere mantener en próximas ediciones, pues, según ha agregado Pérez Tejera, les parece "muy importante" tener un espacio reservado para la formación a pie de calle, más allá de los espacios académicos.

 

Otra de las propuestas por las que también se ha apostado este año ha sido la exposición 'Leyendas. Papeles del tiempo viejo', comisariada por Joaquín Díaz, esta muestra ha incluido una veintena de leyendas que se han dado a conocer entre los visitantes a partir de visitas guiadas diarias en horario de mañana y de tarde.

 

COMPROMISO CON EL COMERCIO JUSTO

 

Asimismo, en esta XXV edición Alvacal ha mantenido su apoyo al comercio justo a través de un día dedicado a este tema en el que hubo una degustación de café cultivado en Chiapas y una sesión cinematográfica en la que se proyectó el documental 'Oro negro'.

 

También se ha apostado por el estrechamiento de vínculos con asociaciones y editoriales de Valladolid. En el primer caso, a través de la organización de dos sesiones de cortometrajes que fueron seleccionados por la asociación cultural Rodinia. En el segundo, mediante la presentación de dos libros editados en Valladolid: 'El sillón del diablo' del vallisoletano Víctor Manuel del Pozo (Glyphos, 2016) y 'Leyendas y mitos de nuestra tierra' (Suseya Ediciones, 2017).

 

EL RETO PRESUPUESTARIO

 

Tal y como ha señalado la presidenta de Alvacal, el incremento de la partida presupuestaria destinada a organizar la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión sigue siendo uno de los "retos pendientes" de esta asociación.

 

Sus fondos proceden en un 45 por ciento del Ayuntamiento; en un 50 por ciento, de ALVACAL y en un 5 por ciento, de la Diputación Provincial de Valladolid.

 

En este sentido Pérez Tejera ha defendido la "necesidad" de un aumento de las aportaciones institucionales para que la feria sea "sostenible" y para poder dar continuidad a su programación durante el resto del año.