CCOO teme que los antiguos trabajadores de El Árbol absorbidos por Dia sean los más afectados por el ERE

Supermercado Dia en Valladolid. J. Á. GALLEGO

1.140 trabajadores lo hacen en Castilla y León y el grupo tiene 59 tiendas Dia en la provincia de Valladolid.

El sindicato Comisiones Obreras en Castilla y León ha expresado hoy su preocupación por el futuro de los extrabajadores de El Árbol que fueron absorbidos por Dia, después de que este último grupo haya planetado el despido de 2.100 efectivos, el 12,55 por ciento de la plantilla.

 

"¿Por qué? Pues por ser las personas trabajadoras más antiguas y con los salarios más elevados", señala Luis Sáez González, secretario de Acción Sindical, Salud Laboral y RSE de CCOO Servicios de Castilla y León.

 

El sindicato, a través de un comunicado recogido por Europa Press, considera además una desproporción la cifra de empleados que se verían afectados. "Aunque nuestra representación sindical sea minoritaria, defenderemos su reducción en la mesa de negociación. Vamos a exigir una salida no traumática y voluntaria en las mejores condiciones posibles y, sobre todo, la puesta en marcha de un plan de viabilidad que garantice los empleos existentes", afirma Sáez González. En esta línea, el dirigente sindical censura "el poco respeto que la empresa ha tenido hacia la plantilla, comunicando la puesta en marcha del expediente a la vez que a los medios de comunicación. Eso pone de manifiesto el talante de sus directivos".

 

La Dirección de la empresa presentó el pasado día 8 de febrero ante las autoridades laborales un Expediente de Extinción de Empleo que afectará a 2.100 personas. El argumento que han esgrimido para avalar este proceder no es otro que una pérdida económica de 352 millones en el pasado ejercicio de 2018.

 

"Sin duda, todo esto es muy sorprendente, puesto que en 2016 el Grupo Dia obtuvo 174 millones de euros debeneficios, y otros 107 millones en 2017. La verdad, es algo muy extraño que queremos que nos sea aclarado", ahonda este experimentado negociador.

 

En la actualidad, la plantilla de esta multinacional española de la distribución está compuesta por unos 43.000 personas trabajadoras entre Argentina, Brasil Portugal y España. De este montante global 26.690 operan en nuestro país, y 1.140 trabajan en Castilla y León.

 

Por marcas, Clarel (perfumería y cosmética) cuenta con 3.700, Max Descuesto y La Plaza tienen 6.259 y Dia 16.731 trabajadores. La mayor parte de este colectivo, el 85%, son mujeres. El grupo Dia cuenta con cuatro formatos de venta diferentes: supermercados Dia y Twins Alimentación (antiguos De PLUS), La Plaza de Dia, Max descuento (venta mayorista) y Perfumerías Clarel.

 

En la provincia de Valladolid el grupo empresarial tiene 79 establecimientos: 59 supermercados bajo la marca 'Dia', 14 como 'La plaza de Dia' (antiguos Supermercados El Árbol y Eroski), 4 tiendas 'Clarel'(droguería) y 2 'Max Descuento' (mayorista); también tienen un almacén de 'Dia' de importantes dimensiones en la localidad de Villanubla. Los sindicatos confirmaron en los últimos días que los despidos previstos afectarán solamente a las tiendas 'Dia' y a su almacén, por lo que quedan fuera los supermercados bajo la marca 'La Plaza de Dia' así como las tiendas 'Clarel' y los mayoristas 'Max Descuento'.

 

FECHA TOPE, EL 23 DE FEBRERO


En estos momentos se encuentra abierto el plazo de quince días para constituir la mesa representativa compuesta por 13 miembros. La fecha tope para configurarla será el próximo día 23 de febrero. A partir de ahí el plazo para intentar un acuerdo entre empresa y representantes legales de las personas trabajadoras es de 30 días. "Nosotros creemos que nos veremos antes, el próximo lunes día 18 de febrero. Y a partir de entonces, desde CCOO, pelearemos con toda nuestra fuerza para evitar semejante atropello", garantiza Sáez González.

 

Desde la salida a bolsa del Grupo Dia en el año 2011 se evidenció una situación en la empresa que ha ido creando una "gran incertidumbre y preocupación" en el seno de la plantilla. Esta se ha ido acrecentando estos últimos meses con la evidente división en la cúpula de accionistas, y que ha culminado con el anuncio de la oferta pública de adquisición (OPA) por parte de L1 Retail, división de comercio minorista de LetterOne, la sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman y propietaria del 29%.

 

"Para CCOO encontramos muy sospechoso que los problemas de la compañía se inicien con su cotización en el IBEX 35. ¿No será que la especulación bursátil haya primado por encima del modelo de negocio?", apunta Luis Sáez, quien se muestra convencido de que, una vez más, "están haciendo pagar a los trabajadores, a costa de eliminar miles de puestos de trabajo, la mala gestión empresarial y comercial".