CCOO reclama un convenio para la hostelería vallisoletana y acusa al Ayuntamiento de beneficiar solo a los empresarios

Un camarero sirve a los clientes en una terraza de un bar (Foto: E. P.)

Consideran "lamentable" que no se tenga en cuenta la situación de casi 11.000 trabajadores, a los que "no les salen los números" .

CCOO Servicios de Valladolid ha asegurado este miércoles que llevarán de nuevo "a las calles" el conflicto por la no firma del convenio colectivo del sector de la hostelería en la provincia en 2018 y han acusado al Ayuntamiento de la ciudad de "plegarse" a las demandas de la patronal y tomar medidas que "solo benefician a los empresarios", como la eliminación de la tasa de terrazas para todo este año.

 

Así lo han señalado este miércoles en rueda de prensa el secretario de CCOO Servicios de Valladolid, Raúl N. García Agudo, y la responsable de Hostelería en esta sección sindical, Montserrat Noriega, que han explicado la actual situación de este sector en las primeras semanas de desescalada.

 

En la rueda de prensa ha estado muy presente la situación laboral en la Hostelería, cuyo convenio colectivo lleva pendiente desde 2017 y que tras una negociación y un principio de acuerdo en marzo de 2018 la patronal de la Hostelería, Apehva, decidió no firmarlo, lo que ha derivado en un conflicto que, antes del Estado de Alarma, se encontraba pendiente de una última reunión en el Serla para ver si era posible reconducir la negociación.

 

García Agudo ha recordado que la Apehva actuó "de mala fé" y sin embargo sigue como la organización que representa a los bares y restaurantes de la ciudad, "legitimada por el Ayuntamiento", al que ha acusado de "plegarse" a sus peticiones.

 

Así, han reprochado que el Consistorio haya adoptado medidas que "solo benefician a los empresarios", como la flexibilización de la normativa de terrazas o la eliminación de la tasa por esta actividad para todo el año, "incluso para meses como enero o febrero en los que ha habido picos de actividad".

 

"Cualquier medida de beneficios fiscales no debe ser solo para que los empresarios se beneficien más, sino también para favorecer el mantenimiento del empleo", ha recalcado Noriega.

 

Por ello, los representantes sindicales han apuntado que la intención es "llevar de nuevo este conflicto a las calles" (ya hubo una convocatoria de huelga en marzo de 2018 y movilizaciones durante el Concurso de Pinchos de ese año) pues entienden que se "está faltando al respeto" a los trabajadores, obviando la situación en la que se les ha dejado.

 

La responsable de hostelería ha recordado que el hecho de que los trabajadores del sector lleven 3 años sin nuevo convenio provoca que la base de cotización no se haya actualizado y, por ello los empleados en ERTE cobran "en referencia al convenio más precario de Castilla y León" mientras el sector empresarial se encontraba antes del estado de alarma "en máximos históricos de beneficios, jamás han ganado más".

 

Por ello, consideran "lamentable" que no se tenga en cuenta la situación de casi 11.000 trabajadores, a los que "no les salen los números", ha recalcado Noriega, en una expresión que se suele atribuir al empresario de hostelería.

 

La "última posibilidad de mediación en el Serla", ha recordado García Agudo, quedó suspendida por el estado de alarma, y por ello las conversaciones con la Apehva siguen rotas, mientras que la otra patronal implicada, la Asociación de Hoteles, que sí que suscribió en su día el nuevo convenio, ha mantenido contacto "fluido" con los sindicatos y les ha trasladado la situación en la que está el sector empresarial.

Noticias relacionadas