CCOO abre una oficina de atención gratuita a los 'riders' de Valladolid

E.P.

Estará disponible a partir del próximo lunes día 2 de septiembre, en horario comercial (de 9.00 a 14.00 horas, y de 17.00 a 20.00 horas) y de manera indefinida.

CCOO ha abierto una oficina de apoyo y atención gratuita a los 'riders' de Valladolid que trabajan para las plataformas digitales como Glovo, Deliveroo y Uber-Eat ante la "problemática de presunto fraude" en la contratación que padecen el colectivo.

 

Así, a partir del próximo lunes día 2 de septiembre, en horario comercial (de 9.00 a 14.00 horas, y de 17.00 a 20.00 horas) y de manera indefinida, compañeros de esta Federación procederán a realizar una atención sindical y jurídica gratuita en la cuarta planta de la sede vallisoletana situada en la plaza de Madrid, 4.

 

Allí, Raúl García Agudo y el resto de su equipo se encargarán de asesorar a los colectivos "más precarios" que desempeñan estas tareas (jóvenes, mayores de 50 años y extranjeros) sobre sus derechos y situación como falsos autónomos.

 

"Nuestro objetivo no es otro que el de intentar ayudar a esta gente para intentar acabar con la esclavitud que ejercen estas plataformas sobre ellos. Estas mercantiles se aprovechan de su condición de migrantes, de que carecen de recursos y se aprovechan de ellos de una manera descarada. Es por ello que también demandamos la colaboración de las diferentes administraciones, como la Dirección Regional de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social con sede en Valladolid, para buscar una solución a este problema de cara a que se reconozca la relación laboral de los trabajadores y las trabajadoras de estas plataformas digitales, que lo único que hacen es precarizar los puestos de trabajo", remarca nuestro compañero.

 

Este colectivo, señala CCOO, debe trabajar entre 15 y 18 horas diarias, unos 300 pedidos al mes, para poder alcanzar el salario mínimo interprofesional (SMI, 900 euros brutos/mes). También debe estar a la entera disposición de la empresa que les brinda este trabajo, sin ninguna relación laboral, sin ningún derecho, y encima, poniendo absolutamente todo (vehículo, móvil, dados de alta como autónomos) estas personas trabajadoras.

 

"En la Comunidad a unas 3.000 personas, menos de los que están activos. En lo que a Valladolid se refiere, con unos 500, de los que operan en torno a 200 en el caso de Glovo y muchísimos menos en el caso de Deliveroo. Básicamente actúan en Valladolid, Burgos, León, Salamanca y Soria. Son datos estimados, puesto que la opacidad en estas empresas es marca de la casa. Con este paso pretendemos iniciar un proceso para el reconocimiento colectivo de estas personas trabajadoras como trabajadoras por cuenta ajena", remarca García Agudo.