CC.OO. destaca que el "esfuerzo económico" de los trabajadores de Panrico ha permitido la creación de nuevos empleos

Los trabajadores de Panrico, con una rebaja en el sueldo pudieron "salvar el empleo" y permitir la implantación ahora de una nueva línea de producción de barritas de cereales con chocolate.

 CC.OO. ha destacado que "siempre" ha creído en la viabilidad de la planta de Panrico en la ciudad vallisoletana, pese a que hace seis meses la empresa "amenazó con el cierre".

 

Sin embargo, este lunes se ha inaugurado una nueva línea de producción de barritas de cereales, que junto a la de mini-donuts abierta hace dos meses, supone la creación de 50 nuevos puestos de trabajo. La Federación Agroalimentaria de CC.OO. ha querido resaltar que la moderación salarial de los más de 200 trabajadores y trabajadoras ha sido "la base", junto con las ayudas públicas salidas que "también han salido del bolsillo de la ciudadanía de Castilla y León", para la ampliación de la planta y la consiguiente creación de empleo y riqueza en nuestra región.

 

La Federación ha recalcado que fue la encargada de "pelear" con Panrico, que como han apuntado pertenece a un fondo llamado Oaktree, para evitar el cierre de la fábrica de Valladolid también con movilizaciones por parte de los trabajadores y la participación en negociaciones a tres bandas con la participación de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

 

 En aquella ocasión, han criticado las mismas fuentes, la empresa "trató de cerrar el centro de producción de Valladolid y amenazó con duras condiciones laborales a los trabajadores y trabajadoras para mantener el empleo". Sin embargo, "tras una dura negociación", el sindicato "optó por la moderación salarial para salvar el empleo, como está haciendo en muchas empresas, con lo que se logró parar el intento de cierre".