Cyl dots mini

Castronuño recordará, un año más, su resistencia al asedio de los Reyes Católicos en 1476

E.P.

Los vecinos del municipio vallisoletano derruyeron el castillo para no volver a padecer los rigores del cerco.

Cerca de un centenar de vecinos del municipio vallisoletano de Castronuño revivirá, un año más, su resistencia al asedio al que lo sometieron los ejércitos de los Reyes Católicos en 1476, para lo cual los bares de la localidad ofrecerán un pincho especial.

 

La recreación se celebrará este domingo, 12 de agosto, en el Parque de la Muela a partir de las 20.00 horas y la organización ha correspondido a la Asociación 'Torre del Homenaje' con la colaboración del Ayuntamiento de Castronuño, cuyo alcalde, Enrique Seoane Modroño, ha presentado la actividad este jueves en el Palacio de Pimentel, sede de la Diputación de Valladolid, acompañado del diputado Guzmán Gómez Alonso.

 

A la muerte del rey Enrique IV, se inició en Castilla una guerra por la sucesión entre su hija, Juana 'La Beltraneja', de cuya filiación se dudaba y a la que apoyaba el rey de Portugal, y la hermanastra del difunto soberano, Isabel 'La Católica', casada a su vez con el príncipe heredero de Aragón, Fernando 'El Católico'.

 

Tras la victoria del bando isabelino en la batalla de Toro, en 1476, éste se hizo con el control de gran parte del reino, si bien Castronuño, controlado por el caballero Pedro de Avendaño, se mantuvo del lado de Juana.

 

Por ello, la localidad fue puesta bajo asedio por las tropas de Isabel, un sitio que se prolongó durante once meses, hasta que al final el alcaide rindió el castillo tras llegar a un acuerdo con la joven reina. Después de aquello, los vecinos de la localidad derribaron la fortaleza para evitar volver a padecer los rigores de un cerco como aquel, de manera que en la actualidad sólo quedan algunos restos del subsuelo, según ha explicado el alcalde.

 

Tras la victoria de Isabel en la contienda, en 1479 su esposo se convirtió en rey de Aragón a la muerte de su padre, para ser conocidos posteriormente ambos monarcas como los Reyes Católicos.