Castilla Termal, primera cadena hotelera amiga de UNICEF en Castilla y León en la batalla contra el cambio climático

Firma del acuerdo en Castilla Termal Monasterio de Valbuena

El programa Hoteles Amigos contribuye desde este año a la lucha contra el impacto del cambio climático en la infancia

La cadena hotelera Castilla Termal y UNICEF han firmado esta mañana un acuerdo de colaboración a través del cual los cuatro hoteles del grupo Castilla Termal Hoteles pasan a formar parte de la red de 'Hoteles Amigos de UNICEF'. El director de la cadena, Roberto García ha señalado que “es muy importante poder colaborar con organizaciones de la relevancia de UNICEF, que comparten nuestra misma filosofía. El cuidado del medio ambiente está implícito en el ADN de la cadena desde el principio.

 

"Este año estamos desarrollando un ambicioso plan de sostenibilidad en el que queremos fomentar el ecoturismo y concienciar a nuestros clientes de que es posible minimizar nuestro impacto en el medio ambiente con pequeñas acciones que podemos desarrollar de manera individual", ha añadido García. 

 

Desde Castilla Termal Hoteles aseguran que están dando los pasos necesarios para convertirse en la primera cadena de hoteles balneario 100% sostenible de España. "En el caso concreto del agua, nuestro plan de gestión nos permite ahorrar más de 17 millones de litros al año. Nos encanta el programa Hoteles Amigos de UNICEF porque una pequeña aportación de 1 euro supone 1 mes de agua potable para un niño”, ha comentado.

 

Por su parte, la presidenta de UNICEF Comité Castilla y León ha destacado que están "muy contentos de poder colaborar con Castilla Termal, una referencia del turismo responsable en nuestra comunidad autónoma. No nos olvidemos de que cada día, 4.000 niñas y niños mueren debido a la falta de agua potable y sistemas de saneamiento adecuados. Una problemática que se ve agravada por el cambio climático, cuyo impacto podría afectar durante la próxima década a 175 millones de niños. Con iniciativas como esta, UNICEF puede contribuir a lucha contra el cambio climático y a mejorar el acceso de millones de niños y niñas en el mundo a agua potable

 

Los 'Hoteles Amigos' de UNICEF

 

El programa de Hoteles Amigos de UNICEF Comité Español "destinará los fondos recaudados a través de sus acciones a la lucha contra los efectos del cambio climático en los niños". Gracias a esto, se podrá ampliar el acceso a servicios adecuados de agua, saneamiento e higiene para familias y comunidades que carecen de ellos.

 

Estos servicios son "fundamentales para la supervivencia y desarrollo de la infancia". Con la intensificación de las olas de calor, las inundaciones o las sequías, desastres naturales agravados por el cambio climático, los sistemas de distribución de agua (depósitos, tuberías, fuentes, etc.) quedan en muchas ocasiones destruidos. Además, estos fenómenos dejan a su paso aguas contaminadas que "ponen en peligro las vidas de los niños debido a, por ejemplo, brotes de enfermedades como el cólera o la diarrea".

 

A través del programa Hoteles Amigos, movimiento que promueve un turismo responsable, todas las empresas del sector turístico y sus clientes pueden contribuir a luchar contra las consecuencias del cambio climático para la infancia. Los hoteles participantes en el programa, entre ellos Castilla Termal Hoteles, realizan campañas de sensibilización sobre el impacto del cambio climático en el agua, y recaudan fondos para los programas de agua y saneamiento de UNICEF.

 

Asimismo, los clientes pueden donar durante el check-in en un establecimiento hotelero adherido al programa, o participar en eventos y actividades de los hoteles. Con un euro, UNICEF puede proporcionar agua potable a un niño durante un mes.

 

En Jordania, por ejemplo, en el campo de refugiados palestinos de Baqa’a, UNICEF instaló tanques para distribuir agua a niños como Abdullah, de 11 años, y su hermana Nour. Su familia se veía obligada a comprar agua muy cara debido al desabastecimiento. Con la nueva infraestructura tienen acceso a agua para beber, cocinar y lavarse. “El campo está muy sucio”, explica Ribhia, la madre de Abdullah y Nour. “Antes la casa estaba sucia y mis hijos no se bañaban. Me daba miedo que se pusieran enfermos”. Jordania está sufriendo una disminución de precipitaciones anuales y un aumento de las temperaturas debido al cambio climático, lo cual está causando sequías y una menor disponibilidad de agua, especialmente para grupos vulnerables como los refugiados.

 

El cambio climático afecta directamente a la salud, educación, protección y desarrollo de la infancia, especialmente de los niños y niñas que vive en las zonas más pobres. Esto puede producir efectos irreversibles en la infancia, pero puede frenarse con acciones encaminadas a mejorar el acceso a agua, saneamiento e higiene adecuados.