Casado ve "peligroso" que el Ayuntamiento de Medina compre test rápidos de COVID-19 y pide que se coordine con la Junta

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, este 20 de marzo en la rueda de prensa diaria.

La Consejería de Sanidad reclama cuidado y que el alcalde del municipio vallisoletano informe a la Junta sobre esta compra

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, considera “peligroso” que los ayuntamientos compren de forma individual test rápidos de detección de COVID-19, tal y como ha hecho el Ayuntamiento de Medina del Campo (Valladolid), y pide que si se quiere hacer se haga de “manera coordinada” con la Junta de Castilla y León.

 

El alcalde de Medina, Guzmán Gómez, confirmó este martes en una entrevista en La SER Valladolid que ha procedido a la compra de 80 test rápidos a una empresa suiza para distribuirlos entre los empleados municipales. Las pruebas se adquieren por un precio de 15 euros cada una, lo que supone un coste de 1.200 euros en total.

 

En la rueda de prensa telemática sobre la actualidad del coronavirus en la Comunidad, Verónica Casado ha respondido a una pregunta sobre su postura ante la decisión del regidor de Medina del Campo, quien, según ha indicado el Grupo Municipal Socialista del municipio en un comunicado,  habría ofrecido a algunos ayuntamientos de la provincia comprar las mismas pruebas.

 

“Me parece peligroso, el mundo sanitario es complicado”, ha contestado la consejera de Sanidad. Asimismo, ha recalcado que hay que tener “cuidadín” con las ofertas.

 

Así, Casado ha subrayado que “si quieren hacerlo”, sea de “manera coordinada” con la Consejería de Sanidad para “saber lo que se hace”.

 

“Que nos digan que es lo que han comprado, pero no se pueden hacer redes paralelas porque no se va a hacer bien”, ha sentenciado la consejera.

Noticias relacionadas