Cartif lidera el proyecto CO2SMOS para convertir el CO2 de industrias de base biológica en productos químicos sostenibles
Tribuna mini Saltar publicidad
Soporte digital tribuna800x800 file
Cyl dots mini

Cartif lidera el proyecto CO2SMOS para convertir el CO2 de industrias de base biológica en productos químicos sostenibles

Cartif

El centro tecnológico Cartif lidera el proyecto CO2SMOS, que tiene una duración de cuatro años y persigue convertir las emisiones de CO2 de las industrias de base biológica en productos químicos sostenibles para mitigar el cambio climático.

El centro tecnológico, ubicado en el Parque Tecnológico de Boecillo, ha explicado que la industria química es uno de los sectores más intensivos en consumo de energía y emisores de CO2 a nivel mundial y para alcanzar los objetivos de lucha contra el cambio climático necesita impulsar la transición hacia la descarbonización de toda la cadena de valor mediante el uso de recursos no fósiles y procesos más eficientes, sostenibles y circulares.

 

Las industrias de base biológica (BBI, por sus siglas en inglés) van en esa dirección, sustituyendo las materias primas de origen fósil por materias primas renovables, pero ahora se abre la oportunidad de crear una bioeconomía circular con la conversión de las emisiones de CO2 en productos químicos renovables y sostenibles de larga vida útil (por ejemplo para el sector de los bioplásticos).

 

En este contexto, en mayo de 2021 se ha lanzado el proyecto CO2SMOS, financiado por el programa europeo Horizonte 2020, que desarrollará a lo largo de los próximos cuatro años un conjunto de tecnologías altamente innovadoras y competitivas enfocadas hacia la conversión de CO2 en productos químicos de base de alto valor.

 

El proyecto H2020 CO2SMOS, que cuenta en su consorcio con 15 socios internacionales, tiene como objetivo desarrollar soluciones para transformar emisiones de CO2 biogénico (por ejemplo, de procesos de fermentación) en diferentes bioproductos como los químicos de base renovables, biopolímeros de altas prestaciones y materiales biodegradables, han informado a Europa Press fuentes de Cartif.

 

Con estos compuestos es posible fabricar productos para consumo final más ecológicos, para aplicaciones en envases, recubrimientos, biomateriales de altas prestaciones, aplicaciones biomédicas, etcétera.

 

TRANSFORMACIÓN DEL CO2

 

La sostenibilidad medioambiental y económica de las diferentes tecnologías que proponga CO2SMOS permitirá el diseño de una plataforma integrada de procesos de conversión de CO2 para las industrias bio-basadas (BBIs), ha apuntado Cartif.

 

En esta línea, el centro tecnológico ha explicado que esta iniciativa ayudará a lograr el objetivo de descarbonización y nivel cero emisiones de carbono (o incluso huella de carbono negativa) y lograr la sustitución de productos químicos de origen fósil por otros más sostenibles utilizando recursos renovables (H2 verde y biomasa) y CO2 como principales materias primas.

 

El consorcio del proyecto cuenta con la amplia experiencia y alta interdisciplinariedad de 15 socios internacionales que van desde desarrolladores de tecnología (Cartif, CSIC, Funditec, Sintef, Universidad de Twente y Universidad de Ámsterdam), hasta usuarios finales del sector industrial (Avantium, Novamont y Nadir), pasando por organismos de investigación interdisciplinares (CERTH y RWTH Aachen University), empresas consultoras de tecnología.

 

También cuenta con proveedores de servicios e ingeniería (RINA), gestoras de residuos (Grupo HERA), así como instalaciones de plantas piloto y escalado (Bio-based European Pilot Plant) y la principal plataforma y asociación de ámbito europeo en el campo de las tecnologías de captura y utilización de CO2 (CO2 Value Europe).

 

El consorcio trabajará con el objetivo de abrir nuevos mercados y modelos de negocio para industrias sostenibles basadas en productos químicos derivados del CO2, contribuyendo a diversificar el portfolio de productos/procesos y al mismo tiempo dar un gran salto en la sostenibilidad de los sectores industriales emergentes (BBIS) y su papel como agente mitigador el cambio climático.