Carriedo reclama a Mondelez un "proceso serio" para la venta de la planta de Dulciora, que "puede tener futuro"

A. MINGUEZA

Subraya el trabajo de la Junta para minimizar el impacto de los cierres de las fábricas de Mondelez y Thomson Reuters en Valladolid.

El consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha insistido este jueves en que la planta de Dulciora en Valladolid "puede tener futuro" y ha reclamado a la multinacional propietaria de la misma, Mondelez, que favorezca un "proceso serio" para su venta, extremo sobre el cual se ha mostrado optimista.

 

Durante su comparecencia ante la Comisión de Empleo de la Cámara autonómica para informar sobre la situación de las deslocalizaciones Mondelez y Thomson Reuters en la capital, Fernández Carriedo ha repasado los contactos y el trabajo de la Junta desde que se conoció el cierre de ambas plantas para tratar de evitarlos y, posteriormente, minimizar su impacto.

 

Así, en el caso de Dulciora, ha recordado que la decisión de Mondelez de ampliar la producción de su planta de Skarbimierz (Polonia) y que el despido afectará a los 204 trabajadores con que cuenta la empresa en Valladolid a partir del ceso de su actividad el 31 de diciembre de 2017.

 

En virtud del acuerdo alcanzado entre la compañía y los sindicatos, se aplicarán recolocaciones a 57 de esos empleados, otros 50 se beneficiarán de un plan de rentas y prejubilaciones, mientras que para el resto habrá una serie de indemnizaciones de 45 días de salario por año de servicio con un límite de 42 mensualidades y una indemnización complementaria de una mensualidad de salario bruto anual, dos más para los que se hayan visto afectados anteriormente por un expediente de regulación temporal de empleo.

 

En cuanto a Thomson Reuters, propietaria de la Editorial Aranzadi con sede en Valladolid que editaba bajo la marca Lex Nova, 18 de sus 77 trabajadores se trasladaron el pasado 1 de enero al centro de trabajo de Cizur Menor (Navarra), en tanto que los 59 empleados restantes recibieron indemnizaciones de un 35 días por año con un máximo de 24 mensualidades para aquellas familias numerosas, con menores a su cargo o con hermanos discapacitados bajo su tutela y cuyo salario fuera el único sustento familiar, de dos anualidades de salario para los mayores de 55 años o que los fueran a cumplir en 2017, y 33 días por año con un máximo de 22 mensualidades para el resto de la plantilla.