Carlos Suárez pasa revista en el primer día del Real Valladolid 2017/18

Carlos Suárez, tras la despedida de Paco Herrera. A. MINGUEZA

El presidente blanquivioleta aprovechó la despedida de Paco Herrera para atender a los medios de comunicación y explicar las últimas salidas de los entrenadores y la situación de algunos jugadores de cara al próximo curso.

El Real Valladolid ha quedado desmantelado en las últimas horas. Las salidas de los entrenadores del primer y segundo equipo este mismo lunes han hecho que Carlos Suárez ya trabaje en la temporada 2017/18. La despedida de Paco Herrera sirvió de apertivo para que el presidente explicara cuál es la actual situación en la entidad blanquivioleta.

 

A las marchas de Herrera y Rubén Albés hay que añadir la de Braulio Vázquez hace ya varias semanas. El puesto de director deportivo está sin dueño, aunque Suárez señaló que el nuevo llegará en los próximos días. Este será el encargado de fichar al nuevo entrenador y, dentro de esa parcela, también apostarán por el técnico para el Promesas.

 

Del que llegue espera que consiga "el objetivo desde la tranquilidad y el trabajo" y no dio ninguna pista sobre quien será. Encima de la mesa le pusieron los nombres de Emilio de Dios y Miguel Ángel Gómez. El primero lleva sonando con fuerza desde hace tiempo y el presidente blanquivioleta dijo que tiene "una relación magnífica" con él y consideró que es "un grandísimo profesional".

 

Unos minutos después de que Paco Herrera hablase ante el micrófono, Suárez contó que en la mañana de este lunes le dijo que "al no meterse en el play-off consideraba que era salir con -3 puntos con respecto a la opinión de la afición". Eso pesaba en el catalán y, tal y como apuntó el presidente, creyó que "sería contraproducente para el club".

 

Además, explicó los motivos de la salida de Albés del filial blanquivioleta, quien ya ha firmado por el Celta B. "Ha tenido la oportunidad antes de que aquí pudiéramos decidir nada. Mientras no hubiera director deportivo...", dijo en referencia a la posibilidad de que dirigiera al primer equipo. Porque, según comentó, habló con él al acabar la temporada, pero centró todos sus esfuerzos en los de arriba. "Tenía una oferta de su casa, del filial de un equipo de Primera", argumentó. Pese a ello, no quiso dejar pasar la oportunidad para destacar que su trabajo en el Promesas ha sido "bueno".

 

Su sustituto prodría ser alguien de la casa y el propio presidente recordó que otros "ya lo hicieron bien anteriormente, como Torres Gómez". "El trabajo de Marcos en las escuelas es fenomenal", añadió.

 

REFUERZOS DE CASA

 

El relevo de Albés dependerá de quien venga. Para entonces, el objetivo será "seguir creciendo como equipo" para que cuanto antes puedan "pelear por metas mayores". "Seguro que a la larga nos irá muy bien", auguró. Eso sí, aludió a la "poca disposición económica" y reconoció que tuvieron "muchas carencias" este curso.

 

Sin dinero, lo más sencillo será tirar de lo que hay en casa. En ese sentido, Carlos Suárez aseguró que se seguirá apostando por el 'Más blanquivioleta que nunca'. "Volverán Iban (Salvador) y Mayoral. Álex Pérez seguirá. El Real Valladolid va a repescar a Toni. Calero continuará", dijo en una ráfaga de titulares.

 

En cuanto a la salida más dolorosa, la de Jose, el presidente aseguró no conocer equipos interesados en él. De hecho, apuntó que no saldrá "salvo que sea una oferta irrechazable"; es decir, el pago de la cláusula de "4 millones de euros".

Noticias relacionadas