Cyl dots mini

Carlos Moro irrumpe en La Rioja con los vinos CM Prestigio y Oinoz

Bodegas Familiares Matarromera presentó sus vinos de DO Rioja en el Restaurante La Favorita de Burgos

El grupo Matarromera apuesta por dos caldos con personalidad, manteniendo el sello Matarromera, pero adaptándose a las condiciones de la zona, siempre con la uva como protagonista. 

Bodegas Familiares Matarromera ha irrumpido con determinación en la DOCa Rioja con dos vinos que mantienen la escencia empresarial. Se trata de CM Prestigio y Oinoz, las primeras creaciones de la Bodega Carlos Moro que la empresa aquirió en 2012 en la localidad riojana de San Vicente de la Sonsierra. 

 

Se trata de dos caldos que apuestan por dar protagonismo al fruto y la zona por encima de todo, manteniendo la personalidad propia de la Rioja Alta y también del estilo Matarromera. En palabras del propio Carlos Moro “estos vinos mantienen nuestra intensidad, siendo frescos, limpios, equilibrados y expresivos”.

 

Bodega Carlos Moro elabora vinos bajo un mismo denominador común pero estilo diferente. Por un lado, elabora CM y CM Prestigio, que son vinos de fincas seleccionadas de parcelas muy especiales en botellas numeradas, producción muy limitada que mantienen un estilo más tradicional. Estos vinos están dirigidos a un público más selecto.

 

Por otra lado, la bodega también elabora Oinoz Crianza y Oinoz by Claude Gros. Se trata de vinos con un toque más moderno, más afrutados y fáciles de beber. Están dirigidos a un público más juvenil y general y proceden de parcelas ubicadas bajo la Sierra de Cantabria.

 

 

En el año 2014 materializó su apuesta por la prestigiosa Denominación de Origen Calificada Rioja constituyendo la empresa “Bodegas & Viñedos Carlos Moro” tras llevar dos años realizando diversos test y prospecciones en la zona.

 

En 2016 Bodega Carlos Moro abrió sus puertas al Enoturismo ofreciendo diferentes experiencias a los turistas que se acercan a esta zona de gran prestigio y tradición vitivinícola y que recorren durante su visita el impresionante calado subterráneo de 300 metros de longitud y más de 1.200 metros cuadrados y las diferentes plantas a través de un elevador panorámico desde el que se puede contemplar el proceso productivo enológico.

 

En la actualidad posee más de 20 hectáreas de viñedo propio repartidas en las 23 parcelas propias ubicadas en San Vicente de la Sonsierra en La Rioja y Labastida en Álava y 75 hectáreas controladas situadas en estas localidades y Ábalos, municipio anexo a San Vicente de la Sonsierra. Gallomate, San Martín, La Rad, Las Ginebras, El Acueducto, Cuba Negra, Altazaba o Larrazuri son algunos de sus viñedos especialmente escogidos y ubicados.

 

Desde que se creó la bodega, Carlos Moro ha invertido para mejorar sus instalaciones y procesos, dotándola de la última tecnología y adquiriendo barricas nuevas, tanto americanas como francesas, de las mejores tonelerías. También ha ampliado su infraestructura facilitando los trabajos en la elaboración de vino y adecuando las instalaciones a sus necesidades.

 

La bodega presidida por Carlos Moro ha informado recientemente de una nueva inversión de 1,5 millones de euros prevista para su ampliación en 2018. La bodega construirá un edificio para una nueva sala de barricas y una nueva sala de crianza de botellas con una zona social con vistas a San Vicente de la Sonsierra y la Sierra Cantabria, y con los que también se pretende mejorar las instalaciones y la maquinaria con la adquisición nuevas barricas, equipamiento de análisis y maquinaria para selección de uvas.