Caras largas y Suárez desaparecido tras una reunión de dos horas entre presidente y jugadores del Real Valladolid

Álex Pérez, Jose y Raúl de Tomás salen del hotel tras la reunión. SERGIO SANZ

El máximo mandatario de la entidad blanq.uivioleta y la plantilla mantuvieron una larga charla en un céntrico hotel de la capital después de la goleada encajada en Sevilla

El 6-2 encajado por el Real Valladolid en Sevilla el pasado domingo hizo llorar a Carlos Suárez, presidente de la entidad blanquivioleta, en el mismo estadio Ramón Sánchez Pizjuán, según aseguraron los aficionados presentes. Estos mismos denunciaron que la familia de Juan Villar les había insultado; por si los ánimos no estaban del todo caldeados.

 

Ante la lamentable imagen, en pleno día de descanso del primer equipo, Carlos Suárez decidió reunirse con la plantilla, tal y como adelantó 'Blanquivioletas'. Esta se personó en la Residencia de Jugadores sobre las 19:00 horas, y ya allí indicaron a los futbolistas que el encuentro sería en un céntrico hotel de la ciudad, el Gareus.

 

Así, unos minutos después, la plantilla se encontraba en el lugar indicado, donde le esperaba Carlos Suárez, a quien no se le vio llegar. Dos horas más tarde, a las 21:15, los jugadores salieron por la puerta con caras largas, pero no hubo ni rastro del presidente, que abandonó el hotel por la parte de atrás.

 

Sin explicaciones y con unos pocos "hasta luego" de algunos de los futbolistas, solo ellos saben lo que allí se habló. El máximo mandatario dejó que sus jugadores salieran por la puerta principal, donde esperaba una decena de periodistas, y se apartó de los focos para salir sin ser visto.

Noticias relacionadas