Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Caos de aparcamientos improvisados en el barrio Cuatro de Marzo de Valladolid

Ayuntamiento de Valladolid y Asociación de Vecinos buscan una solución a un problema histórico que se acumula, literalmente por agobio de vehículos, especialmente en la segunda fase de este barrio vallisoletano. 

El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, Luis Vélez, recibirá a representantes vecinales del barrio este jueves con el objetivo de afrontar una situación heredada pero que sigue completamente estancada con evidentes alertas que lanzan los propios vecinos.

 

"Tenemos un verdadero problema de seguridad ciudadana por cómo afecta todo esto a la convivencia diaria. La construcción de nuevos ascensores que ocupan su espacio y el uso que se hace de los espacios interiores de los bloques para aparcar han generado un claro problema de convivencia", apuntan a este periódico fuentes vecinales.

 

 

Su movimiento ha sido continuo en los últimos tiempos. Denunciaron esta situación al anterior equipo de Gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valladolid "y no nos hicieron ni caso". Empezaron sus quejas de manera ordenada en el año 2012 y, mucho después, siguen lastrando un problema que afecta a 1.000 familias, según sus estimaciones.

 

Tampoco tienen demasiadas expectativas ante esta visita. "Ya estuvimos con la concejala Victoria Soto y tampoco nos solucionó nada". Con Vélez mantienen una línea más ilusionante porque "al menos ha mostrado interés y actitud para dialogar y buscar un punto de encuentro", aseguran. Este martes también se reunirán con represenantes del grupo municipal de Ciduadanos. 

 

El problema se genera en la zona del Paseo Juan de Austria y toda la prolongación del Paseo Zorrilla hasta prácticamente el inicio de La Rubia, todo ello en la segunda fase del barrio Cuatro de Marzo donde la relación entre el espacio disponible y los vehículos sigue estancada.  Mientras, los coches se acumulan en cualquier hueco disponible. "Un día vamos a tener un disgusto. Tal y como está ahora, no pasan ni un cambión de bomberos si algún día hiciera falta".