Candeal y la retirada del Pañuelo, fin de las Fiestas 2018 en Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Candeal y la retirada del Pañuelo, fin de las Fiestas 2018 en Valladolid

@AyuntamientoVLL

La Plaza Mayor enmudece, el colegio arranca, y la rutina se apodera a partir de este lunes de unas vidas que, durante diez días, han estado marcadas por la música, el deporte, la gastronomía y el ocio.

"Deseo estar siempre en este momento, así que matadme, yo quiero estar muerto antes de enterarme de que hay algo distinto a lo perfecto". Lo canta Carolina Durante, una de las bandas del momento en el panorama independiente. Y lo sentirán los vallisoletanos para quienes este lunes 10 de septiembre la rutina vuelva a sus vidas.

 

La Plaza Mayor enmudece. Después de los gritos y de las lágrimas de miles de adolescentes ante sus ídolos de Operación Triunfo o del 'breve' C. Tangana. Después de que un inmenso Raphael se apoderase del ágora para recordarnos que, durante estas fiestas, cualquiera puede ser nuestra "gran noche". Después de que Rozalén mimase a los presentes con sus letras, y de que los Celtas Cortos emocionasen con eso de que "a veces llega un momento en el que te haces viejo de repente". Y, por último, con un sincero homenaje lleno de cariño al grupo Candeal que ha servido para entonar el fin de fiesta este domingo.

 

No quedan muchas horas para que los más pequeños comiencen sus clases, y para que Valladolid vuelva a recibir con los brazos abiertos a los miles de universitarios que, a su modo y siempre que puedan, rinden homenaje a estas Fiestas patronales que hoy se acaban cada fin de semana.

 

Al Conde Ansúrez le han retirado su pañuelo. Él observará desde su privilegiada situación como arranca el curso político con un Pleno que ya viene movido a colación de la laicidad en las instituciones. Se acabó la diversión. La normalidad de la vuelta al trabajo sin distracciones está aquí. Pronto, en unas semanas, sin discusión, habremos instalado el otoño. Y, cada cual a su manera, con más o menos pasión, descontará los días para volver a rendir tributo en las calles a una Virgen de San Lorenzo a cuyos días grandes acabamos de poner el punto y final por este 2018.

Noticias relacionadas