Cáncer y Covid-19, dos enfermedades notables en la sociedad y con incidencia en Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Cáncer y Covid-19, dos enfermedades notables en la sociedad y con incidencia en Valladolid

Hospital

Según un estudio de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) los diagnósticos de cáncer han disminuido un 21% en 2020.

La COVID-19 llegó a España a principios de 2020 y en menos de unas semanas, sorprendió a los médicos y saturó los hospitales de todo el país. Otras enfermedades tan graves como el cáncer tuvieron que esperar, atrasando los diagnósticos de los pacientes y demorando su tratamiento.

 

“Precisamente el diagnóstico precoz es el que permite, en general, implementar los tratamientos adecuados y tener un pronóstico más favorable”, comenta Pablo Rebollo, médico y psicoterapeuta de la AECC de Valladolid.

 

Sin embargo, Rebollo transmite un mensaje de tranquilidad comentando que “la mayor parte de los cánceres tiene una evolución muy lenta, por lo tanto una demora en el diagnóstico de un cierto periodo de tiempo, entre 1 o 2 meses, en la mayor parte de las ocasiones no es significativo”.

 

Los diagnósticos de cáncer en España disminuyeron un 21% debido a la falta de inversión a nivel público, tanto en la extensión primaria como en la hospitalaria, que la sanidad española llevaba arrastrando desde hace mucho tiempo y que se ha visto incrementada a raíz de la pandemia.  

 

 “Al principio supuso un bloqueo hospitalario, no solo a nivel oncológico, sino en muchas otras especialidades, y después una saturación”, añade Rebollo. “La COVID-19 ha puesto encima de la mesa toda la falta de infraestructuras”.

 

CÁNCER Y COVID

El coronavirus puede afectar de una forma similar, y en varios sentidos, a los pacientes de cáncer, respecto a aquellas personas que estén pasando o padeciendo una enfermedad grave. Por un lado en los posibles retrasos, faltas de diagnósticos o pruebas correspondientes a los pacientes.  Pero también, afecta a nivel psicológico aumentando los casos de ansiedad, depresión e incertidumbre entre las personas que padecen cáncer.

 

Desde la AECC, cuentan con un equipo de psicólogos que no solo ayudan a los pacientes, sino también a sus familiares. “Es una de nuestras misiones principales y sigue siendo la base de nuestra actividad”, manifiesta Pablo.

 

A pesar de las dificultades que afrontaron los hospitales debido a la COVID-19, Rebollo aclara que “en Valladolid los oncólogos han dado el callo para atender a todas esas personas que estaban en tratamiento y a atender a los nuevos casos.

 

Rebollo comenta que sí ha habido una pequeña demora, a nivel puntual, pero que los médicos han conseguido mantener el tratamiento a todos los pacientes a pesar todos los inconvenientes que ha supuesto la pandemia y la necesidad de sustituir la atención presencial por la telefónica.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: