Cyl dots mini

Campaspero acogerá 'El Bosque Encantado', una exposición reivindicativa que "humanizará" piezas de árboles

El evento tendrá lugar en el Museo de la Piedra y el número de obras comenzará siendo entre ocho y diez, aunque, como ha señalado su autor Lorenzo Duque, "será un bosque vivo" e irán aumentando.

El alcalde de Campaspero, Julio César García, ha presentado este lunes la exposición 'El Bosque Encantado', que tendrá lugar en el Museo de Piedra de la localidad desde el próximo 8 de mayo hasta el 28 de junio. "Campaspero es un un elemento constructivo que tiene una reconocida fama y un futuro por delante; el Museo de Piedra viene a completar los recursos que ya tenemos en el pueblo", señaló García. 

 

La función principal del Museo es transmitir a los visitantes el valor que tiene esta blanca piedra caliza, no solo para el ámbito local sino en toda la provincia de Valladolid y gran parte de España. La visita se desarrolla mediante una interpretación patrimonial totalmente sensorial e interactiva: se puede tocar, oler, mojar, escuchar. 

 

Sin embargo, esta vez será la madera y no la piedra la que reinará en el Museo, de la mano del artista Lorenzo Duque. Se trata de una exposición reivindicativa de la materia orgánica y de la vida, que pretende llamar la atención sobre el uso que damos a los árboles y a la naturaleza en general, mediante la reutilización de troncos y ramas de árboles que se muestran al espectador como seres rescatados.

 

 "Algunos árboles llevan pancartas; el objetivo es humanizarlos y hacer que se quejen, y así sensibilizar a la gente y que piense lo que está haciendo", señaló el Duque, quien además reveló que la idea "nació como un dolor grande" de un viaje que realizó a Galicia, donde vio montes y bosques quemados: "Vine desolado por lo que había visto y decidí hacer una exposición con los restos de los árboles secos"

 

Asimismo, el artista expresó su deseo de que "los que vengan detrás sean más cuidadosos", ya que "cuando los árboles falten, no estaremos nosotros tampoco". Las piezas, -en un principio, entre ocho y diez- serán de gran formato. El escultor aseguró que "va a ser un bosque vivo" y se irá aumentando su número. Además, algunos árboles conservan parte de copa o de raíz, rozando los dos metros e incluso, alguna, alcanzando los tres.