Campamento y Surf: La receta perfecta para el verano de tus hijos

Apuntar a tus hijos a un campamento durante el verano supone para los niños una experiencia de 10. El contacto con la naturaleza y valores como el respeto o el equipo formarán parte de su verano.

Un año más se acerca el verano y, con él, el final de las clases. Es el momento del año en el que los padres empezamos a valorar cuál será la mejor experiencia para los más pequeños de la casa. Si no quieres ver a tus hijos tirados en el sofá pegados a sus móviles y consolas, existen múltiples posibilidades para que disfruten del verano de una forma diferente.

 

Los expertos en educación ven los campamentos como un complemento educacional muy importante, en el que los niños y niñas aprenden nuevas habilidades, vivencias, socializar, aprenden a convivir con niños de su edad… Descubriendo todos juntos un nuevo mundo de experiencias en un ambiente relajado y amigable en un entorno lleno de naturaleza. Los campamentos como Art Surf Camp son la otra escuela de tus hijos.

 

Muchos padres y profesionales de la educación infantil aseguran que los campamentos ayudan a los niños a ganar seguridad y confianza propia al ser más conscientes de sus capacidades físicas y mentales. Este tipo de experiencias durante el verano les da un impulso a madurar gracias a pequeñas rutinas como hacerse la cama, mantener voluntariamente un horario, recoger, mantener un orden en sus cosas, convivir y respetar a los compañeros en el día a día…

 

Lo más importante a la hora de elegir un campamento es encontrar una actividad que resulte atractiva y educativa para los niños.

 

Aunque cuando pensamos en campamento se nos viene a la mente el tradicional campamento de paseos por la montaña, es importante saber que existen muchas opciones muy más emocionantes para los niños como, por ejemplo, los campamentos de Surf.

 

Art Surf Camp es un campamento de surf para niños menores de edad desde los 8 a los 17 años. Este campamento lleva trabajando desde 2004 para que el surf, el deporte y la diversión sean una parte de la experiencia de nuestros hijos.

 

Muchos padres piensan si el surf es una actividad adecuada para sus hijos. El surf no es solamente subir a una tabla y dejar que las olas te lleven. Mientras surfeas aprendes a convivir y relacionarte con el mar, a canalizar la anticipación de la emoción y la humildad de esa experiencia que al vivirla de forma única y personal se hace muy especial.

 

Para muchos profesionales y practicantes, el surf es mucho más que ayudar a mantenerte en forma física, mejora la concentración y equilibra cuerpo y mente. También es una actividad que desestresa mucho sobre todo a niños que viven en el bullicio de las ciudades y han terminado un curso escolar de forma muy tensa.

 

Y tú, ¿ya has decidido a qué campamento vas a llevar a tus hijos este verano?