Buscan en el lago de Laguna el arma blanca del crimen de abril de 2020
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Buscan en el lago de Laguna el arma blanca del crimen de abril de 2020

Los hechos se remontan a la noche del 15 al 16 de abril de 2020, en pleno estado de alarma por el coronavirus, cuando en la mañana del día 16 fue localizado el cuerpo de la víctima cerca de la avenida de las Salinas, tras el Polideportivo.

Efectivos del Grupo Especialista de Actividades Subacuática (GEAS) de la Guardia Civil llevan a cabo este martes prácticas de buceo y búsqueda en las aguas del lago artificial de Laguna de Duero (Valladolid), donde podrían encontrarse "indicios" del arma blanca que se empleó en el crimen del joven de 18 años fallecido el pasado 16 de abril de 2020 en esa zona.

 

Fuentes de la Benemérita han confirmado a Europa Press, que los efectivos del GEAS llevan unas horas en el lugar, dentro de una de sus actividades periódicas de práctica de buceo.

 

Pero en este caso, al elegir para ello el lago artificial de Laguna de Duero, aprovechan para localizar algún indicio del posible arma del homicidio en el que falleció hace justo diez meses un joven de 18 años identificado como David H.S.

 

Por el momento, precisan las mismas fuentes, no se ha localizado objeto alguno relacionado con dicho crimen.

 

Los hechos se remontan a la noche del 15 al 16 de abril de 2020, en pleno estado de alarma por el coronavirus, cuando en la mañana del día 16 fue localizado el cuerpo de la víctima cerca de la avenida de las Salinas, tras el Polideportivo.

 

El cuerpo del joven no portaba documentación en el momento en que fue hallado y aunque inicialmente se señaló que se trataba de un menor, se le pudo identificar como David H.S, de 18 años, hijo de una familia de hosteleros que había regentado un conocido bar de la localidad vallisoletana.

 

El informe de la autopsia, realizada en el Instituto Anatómico Forense, apuntó que el joven presentaba sendas heridas por arma blanca en el cuerpo y distintos hematomas, algunos de ellos sangrantes, en cabeza, nariz y uno de sus ojos, con lo que, según las primeras investigaciones, el origen de la muerte fue de etiología homicida.