Buena imagen del Aula Cultural en su derrota ante el potente Rocasa (34-26)

Las vallisoletanas acaban perdiendo en Canarias tras dominar todo el primer tiempo. 

Rocasa Ace Gran Canaria 25: Melania Falcón (5), María González (3), Adriana González, Davinia López (3), María Luján (4), Silvia Navarro (p), María Peña, Haridian Rodríguez (8), Almudena Rodríguez (8), Carmen Toscano (p), Tiddara Trajoala (3), Yoselin Álvarez, Patricia Guedes y Bintou Diallo.

 

Aula Cultural 28: Lourdes Guerra (p) Patricia Fernández, Beatriz Casquero, Celia López, Ana Vergara (2), Ángela Nieto (1), Isabel Calderón (4), Alicia Torres (2), Cristina Cifuentes (5), Raquel de la Cruz (2), Teresa Álvarez (1), Cecilia Cossío (3), Laura Muñíz (p) y Amaia González (6).

 

Parciales: 2-4, 2-8, 6-10, 9-12, 11-13, 15-17 // 17-19, 22-22, 25-23, 27-24, 32-25, 34-26

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 3ª jornada de liga de División de Honor disputado en el Polideportivo Insular Antonio Moreno de Telde (Las Palmas) .

Finalmente, no pudo ser. El Aula Cultural estuvo cerca de dar una de las mayores sorpresas de la temporada pero el Rocasa se acabó llevando el partido. Se cumplieron los pronósticos en Gran Canaria y, pese a la actuación sobresaliente de las vallisoletanas, el 'todopoderoso' conjunto local remontó el encuentro tras el paso por vestuarios y arrolló a un cuadro castellano que a pesar del resultado debe volver a estar muy orgulloso de su juego pero, sobre todo, de su actitud durante la hora de partido.

 

Las vallisoletanas comenzaron literalmente lanzadas. Nada más saltar a la pista del Polideportivo Insular Antonio Moreno las chicas de Miguel Ángel Peñas sorprendieron a las canarias con un juego brillante, una defensa espectacular y una protagonista indiscutible, la guardameta Lourdes Guerra. 'Lulu' regresó a la que fue su casa por la puerta grande y en apenas diez minutos demostró toda su calidad con seis paradas dignas de elogio. A todo esto, la efectividad en ataque era asombrosa. Un cúmulo de circunstacias que colocó un parcial de 2-8 en el marcador cuando había transcurrido la tercera parte del primer acto.

 

Un tiempo muerto local equilibró el juego entre ambos contendientes, aunque no el marcador. El Rocasa, apoyado por su público, comenzó a acercarse en el electrónico aprovechándose de la inferioridad del BM Aula por exclusión de Raquel de la Cruz. El equipo local se puso a sólo tres goles, una distacia que las vallisoletanas supieron manejar para irse al descanso con una ligera ventaja, en este caso, de dos tantos.

 

Hasta ese momento, la imagen del CD Balonmano Aula era inmejorable. La aportación de todas las jugadoras en forma de goles y buen juego hacía soñar con dar una sorpresa que podía resultar histórica. Incluso la jovencísima Ángela Nieto se unía a la fiesta goleadora de su equipo anotando un tanto de bella factura en los instantes finales del primer acto. A ella, se unían Amaia Garibay, Cristina Cifuentes y Cecilia Cossío con tres goles cada una, Isabel Calderón que se encargaba de perforar la portería contraria en cuatro ocasiones o Raquel de la Cruz que, una vez volvió a la pista, materializó dos goles y se convirtió en una verdadera directora de orquesta en el juego vallisoletano.

 

Sin embargo, el guión del encuentro dio un giro radical tras el paso por vestuarios. El esfuerzo realizado por el BM Aula en la primera media hora comenzó a pasar factura y en tan sólo diez minutos el Rocasa ya había empatado el choque. Fue a partir de se momento cuando las locales se crecieron y comenzaron a anotar goles decisivos. Tantos, que en el ecuador de la segunda mitad habían logrado que el Aula Cultural se encontrase con una desventaja de tres goles, una diferencia que, a la postre, resultó insalvable.

 

La experiencia, la veteranía y, sobre todo, la calidad de las locales, unido al cansancio acumulado de las vallisoletanas, fueron los factores decisivos en el tramo final. Errores de las jugadoras del BM Aula que las canarias no desaprovecharon para acabar ganando por una clara diferecia de ocho goles. Un resultado que no se ajustó a los méritos realizados por unos y otros pero que pone de manifiesto la capacidad de sacrifico y esfuerzo de un CD Balonmano Aula que sigue plantando cara a 'los grandes' de la liga. En esta ocasión, en la pista de uno de los equipos que luchará por el título liguero, se volvió a poner de manifiesto.