Bruselas expedienta a España por el escándalo de Volkswagen

Línea de Volkswagen Navarra.

La Comisión Europea ha iniciado este jueves un procedimiento de infracción contra España por no haber sancionado el uso de dispositivos fraudulentos para manipular la medición emisiones contaminantes en motores de Volkswagen.

En concreto, el Ejecutivo comunitario ha anunciado un expediente para siete Estados miembros por no trasladar la norma europea que regula los sistemas de sanción y ha señalado especialmente a España, Alemania, Luxemburgo y Reino Unido, países que expiden las homologaciones del Grupo Volkswagen en la UE, por no aplicar sus disposiciones nacionales en materia de sanciones a pesar de la utilización de dispositivos de manipulación.

 

Además, Bruselas ha abierto expediente contra República Checa, Lituania y Grecia por no haber incorporado los sistemas de sanciones que exige la normativa comunitaria a su legislación nacional.

 

En total, la Comisión Europea ha anunciado aperturas de expedientes a siete Estados miembros por no establecer sanciones que disuadan a los fabricantes de automóviles de incumplir la legislación sobre emisiones de vehículos o por no aplicar dichas sanciones en caso de infracción.

 

Bruselas ha actuado contra estos siete países por haber ignorado la norma europea que les exige disponer de sanciones eficaces, proporcionadas y disuasorias para evitar que los fabricantes de automóviles infrinjan la ley.

 

Estas sanciones deberán aplicarse en caso de que se produzca una infracción de la ley, por ejemplo mediante el uso de dispositivos de desactivación que reduzcan la efectividad de los sistemas de control de las emisiones.

 

REACCIONES

 

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, presente este jueves en Bruselas por una reunión de ministros europeos, ha dicho a la prensa que el Gobierno no tienen aún "constancia material" de la decisión de la Comisión Europea, pero que la estudiarán cuando sea notificada y responderán con la información de las medidas que se han tomado contra el fraude.

 

Fuentes del Gobierno han aclarado que ese expediente, iniciado cuando estalló el escándalo de los dispositivos fraudulentos, está "en suspenso", por las denuncias presentadas por la vía penal por Manos Limpias y por una asociación de usuarios afectados, ya que deben ser resueltas en la Audiencia Nacional antes de continuar con el expediente administrativo.

 

El eurodiputado del Grupo de Socialistas y Demócratas (S&D) de la Eurocámara, Seb Dance, ha subrayado que los procedimientos de infracción abiertos este jueves son "el primer gran éxito" de la comisión de investigación del 'caso Volkswagen' del Parlamento Europeo. "Nuestro trabajo ha mostrado que simplemente no se puede confiar en los Gobiernos nacionales para emprender acciones contra sus propias industrias automovilíticas nacionales", ha añadido.

 

Por su parte, el europarlamentario de Equo, Florent Marcellesi, ha celebrado la apertura de estos expedientes puesto que el escándalo de Volkwagen es "uno de los mayores fraudes recientes en la industria de automoción", que "además de ser ilegal, es una amenaza para la salud pública".

 

También ha celebrado la noticia la organización europea de consumidores BEUC, cuya directora general, Monique Goyens, ha calificado como "buenas noticias" para los consumidores y una "fuerte reprimenda" para Alemania y el resto de países.