Brote en la residencia Villa de Tordesillas con 15 usuarios contagiados y ocho trabajadores
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Brote en la residencia Villa de Tordesillas con 15 usuarios contagiados y ocho trabajadores

Imagen de la desinfección en la residencia Villa de Tordesillas. TRIBUNA

El Ayuntamiento ha puesto ya medidas de seguridad: cuarentena para trabajadores, sectorización de las dependencias para usuarios positivos y desinfección de las instalaciones

El Ayuntamiento de Tordesillas ha informado de la aparición de un brote de Covid-19 en la residencia de mayores Villa de Tordesillas, de propiedad municipal y de gestión privada que ya afecta a 23 personas, entre trabajadores y usuarios.

 

Según se desprende de un comunicado, “ya se han realizado las pruebas PCR a trabajadores y usuarios y se han recibido los resultados con el siguiente balance: 15 positivos entre los usuarios y ocho entre los trabajadores”. Se ha decretado la cuarentena domiciliaria a todos los empleados y se ha “sectorizado” las instalaciones “aislando a los positivos en las habitaciones, además de desinfectar todas las dependencia e intensificar los controles de seguridad”, explican las mismas fuentes.

 

“Se sospecha que el virus pudo llegar a la residencia por algún trabajador asintomático o por algún residente que fuera trasladado al hospital para hacerse alguna prueba y pudiera haber sido allí contagiado”, explican las mismas fuentes municipales. “Desde el Ayuntamiento de Tordesillas nos hemos puesto a la entera disposición de los responsables de la gestión de la residencia con todos nuestros medios materiales y personales”.

 

Dicen desde el propio Consistorio que la situación “es preocupante” pero que está siendo “controlada” y que la mayoría de los casos son “asintomáticos” y otros “no revisten gravedad”. Piden en el comunicado un llamamiento “a la responsabilidad”. “Hay que cumplir las normas de seguridad, uso de mascarilla, distanciamiento social e higiene de manos”. Y concluyen asegurando que “las reuniones y celebraciones privadas realizadas estos días en la clandestinidad sin ninguna medida de seguridad, son un acto irresponsable que pone en peligro a todos”.