'Bosques Sostenibles' firma un convenio con la UVA para desarrollar un método sobre CO2 capturado en abedules

La empresa de gestión ambiental 'Bosques Sostenibles', ubicada en Cantabria, ha firmado un acuerdo con la Fundación General de la Universidad (UVA) y el equipo de investigación que dirige el profesor Felipe Bravo para desarrollar un método de estimación de CO2 capturado en las plantaciones de abedul, según han explicado fuentes de la compañía.

Se trata de establecer una metodología que permita disponer de ecuaciones sobre la biomasa fijada por los abedules, el contenido de carbono retenido en las diferentes partes del árbol y su tasa de crecimiento, según ha explicado Felipe Bravo, catedrático de Planificación Forestal y director del Instituto Universitario de Gestión Forestal Sostenible de la Universidad de Valladolid.

 

El estudio tiene como punto de partida los resultados aportados por el proyecto 'CarboCantabria', un ejemplo de cooperación industrial para la I+D+i en el ámbito medioambiental. Liderado por 'Bosques Sostenibles', en colaboración con el Instituto Tecnológico Tecnalia, su objetivo consistía en evaluar la capacidad de absorción de CO2 de diversas especies forestales de interés estratégico, entre ellas el abedul y la encina, mediante la técnica Eddy Covariance.

 

Durante el próximo año y medio, el equipo de investigación dirigido por este catedrático realizará mediciones sobre 40 ejemplares de abedul para evaluar su diámetro, peso y altura, cuantificar su contenido en carbono y se establecer su tasa de crecimiento.

 

Los datos obtenidos se compararán con los existentes, procedentes del proyecto 'CarboCantabria' y servirán para desarrollar un modelo de cálculo de la fijación del carbono, aplicable a cualquier plantación de abedules.

 

Instalar una estación Eddy Covariance, cada vez que se inicia una plantación, es económicamente inviable. El método que queremos desarrollar pretender ser igual de preciso, pero mucho más sencillo y fácil de implementar, añade Bravo.

 

Aunque existen numerosos estudios que han cuantificado la biomasa y el carbono almacenado en diferentes tipos de vegetación, este será el primero que se lleve a cabo en España, con el abedul como especie protagonista.