Bodegas Emilio Moro, finalista del Premio Nacional Pyme del Año 2020
Cyl dots mini

Bodegas Emilio Moro, finalista del Premio Nacional Pyme del Año 2020

Bodegas Emilio Moro, finalista del Premio Nacional Pyme del Año 2020

El pasado mes de octubre, la bodega de Ribera del Duero fue reconocida con el Premio Pyme del Año Valladolid, galardón que le ha conducido al certamen nacional.

Bodegas Emilio Moro es una de las cinco empresas finalistas del Premio Nacional Pyme del Año 2020, convocado por la Cámara de Comercio de España y Banco Santander. Este anuncio ha supuesto un “verdadero orgullo” para todo el equipo, en palabras de su presidente, José Moro, a su vez recién galardonado “Ejecutivo del Año” por la Cámara de Comercio España-EEUU y una de las 100 personas más innovadoras de la lista Forbes de España. Emilio Moro es la única Bodega finalista en este prestigioso reconocimiento.

 

El pasado mes de octubre, la Cámara de Comercio de Valladolid y el Banco Santander hicieron entrega del Premio Pyme del Año Valladolid 2020. Un galardón que reconoció la labor de la bodega de Ribera del Duero como generadora de riqueza y creadora de empleo en la región y que supo valorar las acciones llevadas a cabo por la bodega de la familia Moro en materia de formación a empleados, con apuestas como programas de Intraemprendimiento; actividad internacional por su presencia en más de 80 países, evolución de las exportaciones y apertura de nuevos mercados, además de considerar la apuesta de Emilio Moro por la innovación y responsabilidad social.

 

La empresa ganadora del Premio Pyme del Año se conocerá el próximo 26 de febrero en una gala que se desarrollará de forma telemática, debido a la situación epidemiológica en la que nos encontramos.

 

El Premio anual Pyme del Año reconoce el desempeño de las pequeñas y medianas empresas españolas, cuya actividad es fundamental para la creación de empleo y riqueza a nivel local. «Para nosotros es un verdadero orgullo optar a este Premio Nacional porque es también un reconocimiento al trabajo en equipo y a nuestra tierra. Siempre hemos sido abanderados de Ribera del Duero alrededor del mundo, pero sabemos que enriquecerla es una misión que llevamos en nuestro ADN», explica José Moro, Presidente de Bodegas Emilio Moro y Bodegas Cepa 21.

 

Además de esta empresa familiar, compiten por el galardón Onyx Solar Energy, de Ávila; Facephi Biometria, de Alicante; Homeria Open Solutions, de Cáceres; Vivebiotech, de Guipúzcoa.

 

Este importante Premio Anual Pyme del Año 2020 otorga, además, accésits de Internacionalización, Innovación y Digitalización, Formación y Empleo y Empresa Responsable.

 

Una Mención especial en la batalla contra el Covid19

 

En esta cuarta edición se han inscrito 1.600 empresas de 50 provincias y la ciudad autónoma de Ceuta. En su organización han participado 41 Cámaras de Comercio y 13 Direcciones Territoriales del Banco Santander. La principal novedad en esta edición 2021 del Premio Pyme ha sido la creación de la Mención Especial en la lucha contra el Covid19, para la que los candidatos han aportado información sobre las iniciativas tanto internas como externas realizadas al declararse la pandemia de coronavirus.

 

SOBRE BODEGAS EMILIO MORO

 

El origen de la bodega se remonta a 1891, año de nacimiento de su fundador, don Emilio Moro, en Pesquera de Duero (Valladolid), enclave privilegiado de la Ribera de Duero rodeado de viñedos. Emilio Moro, abuelo de los actuales propietarios, enseñó a su hijo el amor por el vino, y este, a su vez, lo transmitió a sus hijos. Tras tres generaciones, José y Javier Moro se hacen cargo de la bodega que actualmente posee unas 200 hectáreas de viñedo propio, plantadas e injertadas con un excelente clon de Tinta Fina recuperado de sus viñas más viejas. Algunos de sus pagos más conocidos son Resalso, plantado el año en que nació Emilio Moro (1932), con suelos profundos y frescos; Valderramiro, con los vasos más antiguos de la bodega y la cuna de su gran vino de pago, Malleolus de Valderramiro; Sanchomartín que, con unas excelentes condiciones de maduración, ofrece vinos tánicos y de marcada acidez, ideales para la crianza; y Camino Viejo, donde nace Malleolus. La gama de vinos engloba también Emilio Moro, buque insignia de la bodega, y La Felisa, su vino ecológico y sin sulfitos añadidos. La familia Moro elabora además los Godellos La Revelía y El Zarzal, fruto de su desembarco en El Bierzo, y posee, también en la Ribera del Duero, Bodegas Cepa 21 que engloba las referencias Hito, Hito Rosado, Cepa 21, Malabrigo y Horcajo.