Blázquez, en la embajada más antigua del mundo: “La Semana Santa de Valladolid es una llamada a la trascendencia”
Cyl dots mini

Blázquez, en la embajada más antigua del mundo: “La Semana Santa de Valladolid es una llamada a la trascendencia”

Óscar Puente y el cardenal monseñor Blázquez presentaron la Semana Santa vallisoletana a turoperadores en la Embajada de España ante la Santa Sede

En la Plaza de España de Roma, presidida por el monumento dedicado a la Inmaculada Concepción, se respira cierta influencia española. En el palacio barroco Monaldeschi ondea la bandera rojigualda que indica la ubicación de la embajada de España ante la Santa Sede. Este martes, ese aroma fue mucho mayor gracias a la presencia vallisoletana para presentar su Semana Santa. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, por esa razón, destacaba que era, quizás, "el momento más especial para visitar Valladolid”.

 

Ante la embajadora Carmen de la Peña, varios turoperadores y expertos en materia turística, la capital vallisoletana desplegó lo mejor de su Pasión. Se volvió a proyectar el nuevo vídeo promocional, que sobrecogió a la diplomática y mostró algunos de los mejores momentos de esta cita que mezcla “piedad popular y manifestación cultural y turística”.

 

Carmen de la Peña se mostró “encantada” de acoger a la delegación vallisoletana en la que “es la casa de todos los españoles” y recordó que en 2022, se conmemorará el 400 aniversario de la instauración de la Embajada en este edificio, “algo que no ocurre en ninguna embajada del mundo”.

 

La embajadora se retrotrajo al turismo religioso con origen en la época Griega, aunque dejó claro que fue en la segunda mitad del siglo XIX, cuando este tipo de manifestación turística se “ordenó”. Además, De la Peña se refirió a la Semana Santa de Valladolid “como nueve días en los que miles de cofrades perpetúan una tradición secular y los vallisoletanos y visitantes participan en un acontecimiento de Interés Turístico Internacional, con su atractivo cultural y su devoción religiosa y espiritual”.

 

Puente, que por la mañana ya había desgranado cómo es la Pasión vallisoletana ante los asistentes a la rueda de prensa celebrada en el Instituto Cervantes, aseguró a los turoperadores que “la Semana Santa es una experiencia inmersiva, completa, llena de historia, que no es cara y en la que se va a vivir algo diferente, auténtico, que se conjuga con otros atractivos como la historia, la gastronomía y la enología”. En este sentido, añadió que durante esos días “más de 30 procesiones recorren las calles de la ciudad” con "el arte y el silencio" como señas de identidad.

 

El cardenal-arzobispo de Valladolid, monseñor Ricardo Blázquez, cerró el acto con su intervención reconociendo que “la Semana Santa es una llamada a la reflexión”. Esos días se acude a Valladolid no solo a divertirse y pasar unas vacaciones, sino también a pensar. Si queremos que la Semana Santa continúe como atracción para residentes y visitantes debemos cuidar la fuente; si esta se congela, se congelarán muchas cosas”, afirmó.

 

Con ello, Monseñor Blázquez reflexionó sobre este acontecimiento “que hace que las celebraciones litúrgicas salgan del templo a la calle, en una manifestación de piedad popular”. Asimismo, recomendó tres momentos: “La procesión del Domingo de Ramos con cientos de niños que baten sus palmas en un auténtico espectáculo; también el Sermón de las Siete Palabras en la Plaza Mayor y la Procesión General del Viernes Santo con más de 30 pasos discurriendo en una experiencia inolvidable”. Por último, Ricardo Blázquez agradeció a los cofrades el servicio que prestan a "la dimensión religiosa popular”.

 

Por último, desde el área turística del Ayuntamiento de Valladolid se visitó el Centro Multimedia de la Oficina de Turismo de España donde se mantuvo un estrecho contacto con varios turoperadores para “vender” Valladolid y su Semana Santa como un paquete turístico atractivo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: