Baskonia vive una noche mágica 'destrozando' a Unics Kazan

El equipo de Sito Alonso ha ganado 11 partidos en 16 jornadas, unos dígitos que le convierten en el segundo mejor equipo de la competición, sólo superado por el actual campeón, el CSKA.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

BASKONIA: Larkin (7), Beaubois (29), Hanga (4), Budinger (7) y Voigtmann (14) --quinteto inicial-- Prigioni (-), Blazic (6), Diop (8), Tillie (8), Shengelia (8), Bargnani (8) y Rafa Luz (3).

 

UNICS KAZAN: Colom (8), Langford (19), Panin (-), Antipov (6) y Parakhouski (13) --quinteto inicial-- Johnson (8), Stoll (11), Klimenko (-), Banic (2), Voronov (2) y Williams (1).

 

ÁRBITROS: Lottermoser (ALE), Mogulkoc (TUR) y Obrknezevic (SER). Sin eliminados.

 

PARCIALES: 25-15, 28-21, 24-14 y 25-20.

 

PABELLÓN: Fernando Buesa Arena. 10.645 espectadores.

Baskonia dio continuidad a su excelente momento de juego y pasó por encima del Unics Kazan (102-70) con motivo de la decimosexta jornada de la Euroliga, un duelo que resolvió la certeza de Rodrigue Beaubois (29 puntos) y la capacidad defensiva de un equipo que recuperó, un mes después, al exNBA Andrea Bargnani.

 

El equipo de Sito Alonso ha ganado 11 partidos en 16 jornadas, unos dígitos que le convierten en el segundo mejor equipo de la competición, sólo superado por el actual campeón, el CSKA. Este jueves, al calor del Buesa Arena, la fiesta fue completa para los vitorianos, que disfrutaron de lo lindo desde el primer asalto.

 

Con gran efectividad desde el perímetro -casi un 50%- el cuadro vasco limitó al equipo ruso desde su defensa, pero sobre todo, bajo la amenazante mano de Beaubois y la solidaridad de Shane Larkin, fundamental en la faceta asistencial. Hasta 8 firmó el jugador estadounidense, que dio un auténtico clínic de cómo poner la alfombra roja al compañero.

 

Blazic se encargó de establecer las primeras ventajas de importancia (28-15) pero no fue hasta poco antes del descanso cuando Baskonia apretó el pie en el acelerador para estirar su ventaja hasta los 20 puntos. El partido quedó resuelto a tres minutos para el descanso. La oposición de los pupilos de Evgeny Pashutin terminó por desvanecerse.

 

La presencia de Keith Langford, jugador mejor valorado de la competición, tampoco inquietó el triunfo de Baskonia pese a los 19 puntos y 29 de valoración que terminó consiguiendo. A todo esto se sobrepuso el equipo vitoriano, que totaliza cinco triunfos en los seis últimos partidos entre ACB y Euroliga.

 

Los compases finales del partido sirvieron para que el Buesa Arena celebrase la centena de puntos y disfrutase del regreso de Bargnani, que volvió al parqué un mes después y terminó el partido con 8 puntos, 3 de 5 en lanzamientos de dos y una asistencia en apenas ocho minutos de juego. La vuelta no pudo ser más cómoda para el italiano en una noche mágica de los baskonistas.