Baskonia sigue sin remar y se ahoga en la orilla del Maccabi

El equipo de Pablo Prigioni, desconectado al borde del descanso, pudo remontar el vuelo en los dos últimos cuartos gracias a la aportación de Rodrigue Beaubois (22 puntos), pero fue insuficiente para detener a los israelíes.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

MACCABI TEL AVIV: Jackson (5), Kane (4), Roll (8), Bolden (1) y Parakhouski (3) --quinteto inicial--; Thomas (17), Cole (24), Tyus (8), Dibartolomeo (2) y Cohen (2).

 

BASKONIA: Granger (7), Timma (5), Janning (-), Shengelia (11) y Diop (12) --quinteto incial--; Voigtmann (4), Marcelinho (-), Poirier (-), Delfino (-), Vildoza (7) y Beaubois (22).

 

PARCIALES: 19-16, 20-14, 17-23, 18-15.

 

ÁRBITROS: Javor (SLO), Koromilas (GRE) y Difallah (FRA). Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Menora Mivtachim Arena. 10.600 espectadores.

Baskonia no pudo estrenar su casillero de victorias en la Euroliga tras perder ante el Maccabi Tel Aviv en la segunda jornada de competición (74-68) y profundiza su herida en este mal comienzo de temporada con un único triunfo en los seis primeros partidos oficiales.

 

El equipo de Pablo Prigioni, desconectado al borde del descanso, pudo remontar el vuelo en los dos últimos cuartos gracias a la aportación de Rodrigue Beaubois (22 puntos), pero fue insuficiente para detener a los israelíes, que logran así su segunda victoria en otros tantos partidos de la máxima competición continental.

 

Los problemas de rodilla de Beaubois no impidieron que fuese el mejor de un Baskonia que lo tuvo muy cerca. Pese a las bajas de Patricio Garino y Jordan McRae, el cuadro azulgrana dejó atrás una desventaja de nueve puntos en dos ocasiones (39-30 y 50-41) para alcanzar los dos últimos minutos del partido a dos puntos de distancia (66-64).

 

Los seis puntos consecutivos de Beaubois dieron una vida extra a los vitorianos que, sin embargo, no supieron gestionar con efectividad las últimas jugadas del choque. Norris Cole (24 puntos) y Desjaun Thomas (17) lideraron al club macabeo, que apretó el acelerador hasta el fondo para llevarse el triunfo y dejar a Baskonia con la miel en los labios.