Ayuntamiento y Fundación Universidad de Valladolid se dan la mano por la eficiencia energética

La concejal de Urbanismo, Cristina Vidal, el alcalde León de la Riva y el catedrático de la Escuela de Arquitectura, Eduardo Carazo. JUAN POSTIGO

La Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid (VIVA) aportará casi 50.000 euros para que la Fundación realice un estudio y decida en qué barrios se invertirá el dinero.

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y la concejala de Urbanismo y presidenta de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid, Cristina Vidal Fernández, han explicado los detalles del convenio de de colaboración que se va a suscribir con la Fundación General de la Universidad para realizar un estudio conjunto de los barrios de la ciudad, centrado fundamentalmente en dos aspectos: la accesibilidad y la eficiencia energética de los edificios.

 

Según ha explicado el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, que ha presidido el acto, el estudio de barrios “viene expresamente contemplado en el Plan Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid 2012-2015, y servirá para tener un conocimiento más profundo de las dos cuestiones citadas, que influyen notablemente en la calidad de vida de los vecinos”.

 

Como ya se hizo en su momento para analizar las obras de rehabilitación que debían acometerse en el ARI La Rondilla, así como para la declaración del ARU del 29 de Octubre, el Ayuntamiento vuelve a contar con la Universidad de Valladolid, especialmente con la Escuela de Arquitectura, para la realización de un estudio conjunto de los barrios de la ciudad.

 

Para llevar a cabo el trabajo, se va a contar con un equipo muy completo, de carácter multidisciplinar -encabezado por el catedrático de la citada escuela, Eduardo Carazo Lafort, y compuesto por nueve personas entre profesores y becarios-, que abarca todas las áreas fundamentales para abordar cualquier proyecto de regeneración urbana: análisis de formas arquitectónicas, proyectos, urbanismo, expresión gráfica e instalaciones.

 

El estudio es complementario de otros que, desde el punto de vista más amplio y general, se están realizando dentro de la revisión del PGOU, y resultará de suma utilidad para decidir actuaciones municipales. “Permitirá planificar intervenciones en materia de rehabilitación a medio y largo plazo”, explicó el alcalde, quien destacó a su vez la importancia que desempeñará en la redacción del futuro Plan Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid.

 

Por su carácter eminentemente práctico, servirá para acometer con claridad, oportunidad y eficacia proyectos futuros de rehabilitación de edificios y barrios en materia de eficiencia energética y accesibilidad, muchos de ellos financiados a través de fondos europeos y estatales. El coste del estudio de 49.950 euros, IVA excluido, y el plazo de ejecución se sitúa en cuatro meses.