Ayuntamiento, Junta y Policía coordinados para evitar problemas con los cotillones en Valladolid

Reunión a tres bandas ante la avalancha de denuncias y polémicas que rodean las celebraciones en diferentes locales de Valladolid.


 

La polémica por la celebración de los cotillones de fin de año en Valladolid sigue abierta. Ya se han anunciado tres cancelaciones importantes pero hay más de veinte solicitudes que necesitan una coordinación desde las instituciones. En eso han trabajado este lunes Ayuntamiento de Valladolid, Junta de Castilla y León y subdelegación del Gobierno, con la presencia del comisario provincial de la Policía Nacional, para que estas fiestas tengan "las máximas garantías", según ha afirmado el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez.

 

El cumplimiento estricto de la normativa se ha convertido en el principal objetivo que se marca el Ayuntamiento de Valladolid. "La Policía Municipal lleva semanas trabajando, informando a los organizadores, a los propietarios de los locales, acerca de las normas que deben cumoplir. El objetivo de la reunión era coordinar esas actuaciones entre todas las administraciones, cada uno en sus competencias", añade Vélez.

 

Con la polémica en la calle por los cotillones suspendidos y el reguero de comentarios que los potenciales clientes han generado en las redes sociales, especialmente gente joven, el Ayuntamiento insiste en que lo primordial es garntizar la seguridad. "El objeto no es que no se celebren cotillones, sino que los se celebren sean con las máximas garantías y que todo el mundo cumpla las normas. Creo que es algo entendible. Los ciudadanos deben estar tranquilos porque lo que estamos intentando es que no haya problemas y ese sea un día de diversión".

 

La Junta de Castilla y León tiene registradas 21 solicitudes para la celebración de cotillones de Nochevieja y otros tres han decidido suspender finalmente su organización. Según el responsable municipal, "ha sido a iniciativa propia. Parece ser que no cumplían alguna de las normas y han decidido suspenderlo de manera unilateral", según Luis Vélez.

 

El Ayuntamiento de Valladolid no tiene previsto reforzar las medidas de seguridad para esa fecha más allá de los efectivos y medios que suele emplear, pero sí incidir en una labor preventiva encaminada a la información que los organizadores deben tener sobre las medidas obligatorias para cumplir.

 

De esta forma, según ha asegurado el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, el Ayuntamiento se ha dirigido a los organizadores de cotillones que han conocido a través de la publicidad para advertirles de los trámites a seguir en la solicitud de licencias y el cumplimiento de la normativa, además de diferenciar entre propietario del local y organizador, que en muchos casos no coinciden. 

 

Noticias relacionadas