Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Ávila pasa de la pista al banquillo en el BM Arroyo

Ávila, como jugador del equipo

El club vallisoletano espera que con su nombramiento como entrenador y los refuerzos el equipo pueda aspirar a pelear por disputar la fase de ascenso a la categoría de Plata.

El Club Balonmano Arroyo ha comunicado el nombramiento de José Ángel Delgado Ávila como primer entrenador del equipo de 1ª División Nacional. El mítico jugador compatibilizará este cargo con su trabajo en los equipos de la cantera del Club, a cuyo organigrama ya se incorporó durante la pasada temporada. La entidad pretende así reforzar su proyecto a medio plazo, trasladando a la cantera el modelo del primer equipo, de manera que Ávila se convierte en parte troncal de esa tarea.

 

Su gran experiencia en Liga Asobal y en competiciones europeas del más alto nivel, se trasladará ahora a la cancha desde el banquillo. Su enorme tesón, la garra que siempre ha demostrado como jugador, además de su conocimiento, se verán reflejados en su equipo desde el mismo inicio de la pretemporada.

 

El Club aspira, al entregarle el timón de su primer equipo, a que este sea capaz de colocarse en los primeros puestos de la competición, con opciones a disputar la fase de ascenso a la categoría de Plata del balonmano nacional.

 

El reto deportivo es ambicioso, la apuesta es fuerte, pero el BM Arroyo está "convencido de que con Ávila al mando de las operaciones, y tanto con los refuerzos que ya han llegado como los que el Club espera cerrar en los próximos días, todo es posible".

 

Después de 27 campañas como jugador, siendo el segundo jugador que más temporadas ha permanecido en la Liga Asobal (22) y el segundo que más partidos ha disputado (606) en la máxima categoría, Jose Angel Delgado Ávila apuesta por seguir vinculado al balonmano desde los banquillos.

 

Su trayectoria deportiva está cuajada de éxitos: Con el BM Valladolid consiguió dos Copas del Rey, una Copa Asobal y una Recopa de Europa, además de varios subcampeonatos en la Copa del Rey, Supercopa de España, Recopa de Europa, Copa EHF y Supercopa de Europa. Fue también internacional absoluto, jugando 18 partidos con la selección y obteniendo la medalla de plata en el Campeonato de Europa de 1998. Quizás el futuro le depare similares éxitos como entrenador. Esa página de la historia comenzará a escribirse en los primeros días del mes de octubre

Noticias relacionadas