Avadeco y Fecosva apuntan a la “incertidumbre política” como causa de una primavera “floja” en las ventas

Imagen de un establecimiento ya en Rebajas, en la calle de Santiago

Esperan un aumento de las ventas en Rebajas del 2 y el 2,5 por ciento, respectivamente

La política ha llegado al consumo. Las elecciones nacionales, autonómicas, municipales y europeas, además de los pactos para la formación de gobiernos es, según la Asociación de Comercio y la Federación de Comercio de Valladolid, un factor importante para las ventas en las tiendas de la capital.

 

En cambio, las previsiones de las rebajas de verano, que comienzan este año días antes de su habitual comienzo del 1 de julio debido a su liberalización, son positivas.

 

AVADECO espera un aumento de las ventas de entre el  2 y el 3 por ciento durante el periodo de descuentos debido a “una temporada de primavera floja por la incertidumbre política”, según Alejandro García, presidente de la asociación.

 

Jesús Herreras, presidente de FECOSVA, comparte el análisis con matices: “cualquier factor de incertidumbre genera un descenso en las compras”, aunque añade que “la inestabilidad ha venido a quedarse” y la población comienza a estar acostumbrada a un panorama político cambiante.

 

El consumidor está más pendiente de la política durante estos meses”, resume Alejandro García, presidente de AVADECO. En algunas tiendas correspondientes al pequeño comercio, las cifras han sido negativas. “Hay algunos comercios que han tenido una bajada de las ventas de entre el 5 y el 8 por ciento”, añaden.

 

En cuanto a las ventas, FECOSVA también son positivos y comparten cifras. “Esperamos un aumento del 2,5 por ciento más respecto al año pasado”, una subida con la climatología como un factor importante. “El calor del verano anima a la gente a comprar artículos de temporada”, añaden.

 

Las contrataciones, “solo afectan a las grandes superficies”, según la Asociación del Comercio en la capital vallisoletana. “Los pequeños establecimiento en agosto cierran y no es necesaria la contratación de personal”, argumentan.

 

Jesús Herreras añade un problema a la contratación: “las dificultades del sector para encontrar gente especializada y con perfil comercial válido”. Una situación que afirman que se lleva manteniendo durante tiempo atrás.

 

Pocos son los comercios que esperarán al mes de julio para lanzar sus rebajas, que han marcado el día 28 como fecha de inicio. En esta primera semana, los vallisoletanos tendrán que soportar temperaturas extremas que, se podrán soportar con el aire acondicionado de las tiendas.

Noticias relacionadas