AVADECO, FECOSVA, CVE y APEHVA arremeten contra el cierre del centro: “Si los niveles no bajan, igual es que la medida no es la más efectiva”

Cartel luminoso en la Plaza Poniente que indica las restricciones de tráfico en el centro de Valladolid. M. MOYANO

El Ayuntamiento ha prologando un días más el Protocolo Anticontaminación que cierra el tráfico de la almendra central de Valladolid.

Cuarto día consecutivo de cortes en el centro de Valladolid. Las partículas nocivas siguen expandidas por el aire y por ello el Ayuntamiento ha decidido prolongar el Protocolo Anticontaminación con el fin de que la polución disminuya más. La restricción se aplicará, en principio, desde las 8:00 horas hasta las 22.00 horas, al igual que ha sucedido desde el domingo en la zona central de la ciudad.


Los comerciantes se muestran muy reacios a la medida y consideran que es un protocolo muy restrictivo. El presidente de AVADECO, Alejandro García Pellitero, ha mostrado su disconformidad con la situación al afectar “al día a día de la ciudad, y sobre todo a los comerciantes”. Según ha informado a este periódico, García Pellitero considera que “si los niveles no bajan, igual es que la medida no es la más efectiva”


“En España hay más de 50 ciudades con mayores niveles de contaminación que Valladolid. Por ejemplo, Vitoria, a pesar de tener el centro peatonal, tiene más polución. Es una medida muy restrictiva”, ha señalado el presidente de AVADECO.


Por su parte, el presidente de FECOSVA, Jesús Herreras, ha comentado que el tiempo les está dando la razón, “porque la contaminación después de dos días apenas ha descendido”. Herreras ha explicado que “lo importante son las situaciones climáticas y hasta que estas no cambien, las partículas no se irán"


En la misma línea que García Pellitero, el presidente de FECOSVA ha calificado la medida como “inútil”, salvo para perjudicar a su sector. “Cuando existe una restricción, la gente no sale a comprar por el centro y los que se ven beneficiados por la medida son los centros comerciales”


Asimismo, Herreras ha señalado a este medio que muchos ecologistas defienden la amplitud del problema, que “va más allá de tener una ciudad paralizada con medidas ineficaces”. También ha indicado que “hay más de 100.000 personas que viven en el alfoz y vienen a comprar a Valladolid”, así como la afluencia de personas desde Zamora o Cuéllar, que se verá reducida por el corte del centro.


A la pregunta de este periódico sobre si ha habido un descenso del comercio durante estos días en el centro de la ciudad, Alejandro García Pellitero ha manifestado que no tiene datos al respecto y Jesús Herreras ha comentado que “la gente es muy reacia a dar cifras”.

 

Ambas asociaciones de comerciantes han enviado un comunicado junto a la Confederación Vallisoletana de Empresarios y la Asociación de Hostelería, criticando las medidas.

 

La Asociación de Hosteleros de Valladolid ha manifestado "su más enérgica repulsa" a los "continuos" cortes de tráfico en la zona centro ya que son medidas que el Ayuntamiento adopta de manera puntual y "perjudican claramente la actividad empresarial", que ha reducido la facturación diaria en un 50 por ciento, y "no logran en absoluto erradicar el problema".

 

"Un problema que no corresponde en exclusiva al tráfico rodado", según ha asegurado la Asociación de Hosteleros, en un comunicado en el que asegura que la "imposibilidad" de circulación de vehículos en el centro de la capital "dificulta enormemente el trabajo de los repartidores al tiempo que reduce considerablemente la presencia de clientes".

 

Por su parte desde la CVE, la organización que dirige Ángela de Miguel pide al Ayuntamiento de Valladolid que implemente medidas previas a fin de no tener que adoptar medidas drásticas como el cierre del centro al tráfico, cuyas consecuencias económicas las están sufriendo, en exclusividad, las empresas asentadas en la zona centro.

 

Asimismo, consideran que una medida tan drástica como es cerrar el centro de Valladolid debería de ir acompañada de mayores incentivos para la población, como la habilitación de transporte público suficiente y gratuito durante los días que se mantengan cortados los accesos.

 

RESPUESTA DEL AYUNTAMIENTO

 

Por otro lado, ante las declaraciones de los comerciantes y hosteleros de Valladolid, la concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez Esteban, ha informado a este medio que las medidas adoptadas por el Ayuntamiento son las previstas en su plan ante este tipo de episodios. “El perímetro cortado es bastante reducido, está cubierto por el transporte público y es asequible para transitarlo andando”


Respecto a los inconvenientes que pueda causar, la edil ha informado de que existe evidencia científica de que los picos de contaminación generan más ingresos hospitalarios y que la “salud debe primar ante todo”


En cuanto a que los niveles apenas hayan descendido, Sánchez ha señalado que no significa que la medida no sea eficaz, sino que el episodio es especialmente grave y si no se tomasen prevenciones los datos se dispararían. “Es como cuando cae una gran tormenta: aunque uno lleve paraguas, inevitablemente se acaba mojando, pero sin paraguas se mojaría aún más”, ha ejemplificado la concejala. También ha detallado que sobre el clima no pueden actuar, pero sobre el tráfico, sí.


María Sánchez considera que el hecho de restringir el tráfico por el centro obliga a la gente a buscar una alternativa al vehículo. “Hay decenas de experiencias en toda Europa y en todas ellas se opta por restringir el tráfico en el centro. Eso se hace a partir de estudios serios, no es una medida caprichosa. No obstante, el Plan prevé la posibilidad de extender los cortes a otros puntos de la ciudad ante episodios de extrema gravedad. Sin duda, el problema es mucho más amplio. Las medidas que hacen falta son también de carácter estructural”, ha detallado la portavoz del Grupo Municipal Valladolid Toma La Palabra a este periódico. 


Por último, ante las críticas por considerar la medida muy estricta respecto a otras ciudades de España, la edil ha indicado que el problema radica en que en otros lugares no se está haciendo lo suficiente para paliar el problema. “En Valladolid, durante muchos años no se tomó ninguna medida a pesar de superarse cada año con creces los niveles que la OMS establece que dañan la salud. El Ayuntamiento de Valladolid no va a dejar de actuar de forma responsable ni de cuidar de la salud de su ciudadanía”, ha recordado Sánchez
 

Noticias relacionadas