Auvasa "saca la acera" en Plaza de España para agilizar el transporte público en ese punto

Las obras en la dársena se extenderán durante una semana y se suman a las más de cuarenta que la empresa pública ha realizado en distintos puntos del servicio.

La imagen sorprendía a muchos vallisoletanos a primera hora de este jueves. La dársena del autobús en Plaza de España, del lado de la fuente de la Bola del Mundo, clausurada, con los obreros trabajando en ella y los autobuses sin poder detenerse.

 

Unas obras que se están llevando a cabo desde Auvasa, y que consisten en la creación de una plataforma para "dar prioridad real al transporte público", según el gerente de Auvasa, Andrés Bernabé. De esta manera, la empresa pública lo que pretende es "sacar la acera" para dar agilidad al transporte, ya que, al no tener que salir los autobuses de la circulación, no tendrán que esperar a que los vehículos privados les cedan el paso, o a que no haya tráfico, para poder continuar su ruta.

 

Las obras de acondicionamiento de la dársena se extenderán durante "una semana o diez días". Durante ese tiempo, se ha habilitado una parada alternativa en la calle Miguel Íscar, esquina con Licenciado Vidriera, "que la gente ya conoce, porque es la alternativa que se ofrece siempre". Además el personal de Auvasa se encuentra en las inmediaciones de Plaza de España para informar a los usuarios que no conozcan las obras.

 

MÁS DE 40 OBRAS

 

Bernabé ha señalado cómo esta obra se engloba en las "más de cuarenta" de este tipo que se han realizado durante 2017 y 2018, "y que se van a seguir realizando para facilitar la comodidad del transporte público". "Es cierto que llama más la atención por la zona que es, pero la obra es igual que otras muchas que hemos realizado", concluye.

 

Las obras pueden generar también problemas en torno a las 15:00 horas los días laborables, ya que es a esa hora cuando los responsables de los puestos del mercado de Plaza de España aparcan en esa dársena para recoger el género. Bernabé asegura al respecto que "sobrevivimos" y que "requiere un pensamiento profundo". "Es cierto que es una hora punta pero podemos convivir con ello", sentencia.

Noticias relacionadas