Cyl dots mini

Auvasa plantea contratar un crédito de 5 millones del ICO para cubrir las pérdidas por la crisis

Consejo de Administración de Auvasa celebrado este miércoles. - AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

Auvasa ha experimentado en el primer cuatrimestre de 2020 un sensible descenso de los ingresos tarifarios del 34 por ciento con respecto al año anterior

La empresa municipal de autobuses de Valladolid, Auvasa, ha señalado que se plantea la contratación de una póliza de crédito a corto plazo de la Línea 'ICO Avales COVID-19' por valor de 5 millones de euros para cubrir las eventuales necesidades de tesorería que presenta esta sociedad ante la pérdida de ingresos por la menor demanda durante el estado de alarma y el incremento de los gastos.

 

Así lo han señalado fuentes municipales en un comunicado recogido por Europa Press en el que se informe de los asuntos tratados este miércoles en la reunión telemática del Consejo de Administracción de Auvasa, en el que se ha aprobado el cierre de las cuentas anuales de 2019 y se ha expuesto la situación de la empresa como consecuencia de la pandemia del COVID-19 y del estado de alarma.

 

En términos generales, Auvasa ha experimentado en el primer cuatrimestre de 2020 un sensible descenso de los ingresos tarifarios del 34 por ciento con respecto al año anterior, y además la previsión es que el balance total de este año en el que todavía falta mucho para recuperar los niveles de demanda anteriores a la pandemia intensifique esa pérdida de ingresos. Paralelamente, los gastos se han incrementado debido a la adopción de medidas de seguridad para trabajadores y usuarios.

 

Todo ello lleva a calcular un impacto sobre el resultado final del ejercicio estimado de pérdidas de cerca de 5.000.000 euros.

 

Ante ello, la empresa se plantea la contratación de una póliza de crédito a corto plazo bajo la Línea 'ICO Avales COVID-19', habilitada por el Gobierno de la Nación en el ámbito de las medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto de la pandemia, lo que permitirá a la empresa garantizar la liquidez para hacer frente a dificultades puntuales y transitorias, asegurar la permanencia de la operación y prestación del servicio.

 

La póliza será contratada por un importe de 5 millones de euros a corto plazo, y se suscribirá por contratación con Entidad Financiera mediante el procedimiento que asegure las mejores condiciones de oferta para la Sociedad.

 

En el Consejo de Administración se ha informado acerca de las ofertas de servicio, la evolución de la demanda de viajeros y ratios de ocupación con motivo del estado de alarma declarado por el Gobierno de España, así como del análisis económico realizado en este sentido.

 

Los responsables de Auvasa han destacado que su política ha sido "garantizar la prestación del servicio de transporte urbano de viajeros como servicio básico para la ciudadanía", y aportar las medidas sanitarias en todo momento para la protección de los trabajadores, especialmente los conductores, y de los usuarios.

 

Ello ha supuesto "un análisis permanente de la demanda de viajeros y la creación de diferentes escenarios de oferta de servicios, atendiendo a la adaptación a los nuevos patrones de demanda y al cumplimiento de las directrices establecidas desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana".

 

La importancia de salvaguardar unos aforos determinados, en todo momento de la crisis sanitaria, ha dado lugar a la realización de una monitorización en tiempo real de la ocupación de los autobuses, lo que ha servido para "la eficiente y adecuada planificación de los servicios y para la elaboración de información a los usuarios".

 

SOLVENCIA ECONÓMICA

 

De igual modo, la situación de alerta sanitaria provocada por la epidemia de COVID-19 ha obligado a realizar un estrecho seguimiento de los diferentes indicadores de solvencia económica de la empresa en el corto plazo, siempre teniendo en cuenta que el transporte público es un servicio esencial para proporcionar movilidad, también "en tiempos de pandemias".

 

En este escenario se han propuesto al Comité de Empresa medidas de flexibilidad que puedan paliar la situación, además de valorarse otras medidas de contención de gasto operativo.

 

Cabe recordar que la sociedad presentó un ERTE a finales de marzo que no fue autorizado por la Junta de Castilla y León, decisión que fue recurrida por el Ayuntamiento y Auvasa.

 

CAÍDA DE MÁS DE LA MITAD DE LOS INGRESOS EN TODO 2020

 

El descenso de viajeros producido en el primer cuatrimestre del año 2020 ha traído consigo una caída del ingreso tarifario de la Sociedad en porcentajes cercanos al 34 por ciento con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, lo que lleva a proyectar una disminución previsible de los ingresos tarifarios totales para el año 2020 del 58,25 por ciento respecto al total por este concepto del ejercicio 2019.

 

Además, los gastos se han visto sustancialmente incrementados, debido a las importantes medidas que la Sociedad ha debido implementar en aras de velar por la seguridad de trabajadores y usuarios (instalación de mamparas en los vehículos, desinfección diaria de todos los vehículos en servicio e instalaciones de la Sociedad, y acopio y distribución de EPI's para los trabajadores, entre otras).

 

"La propia naturaleza de la pandemia provocada por el COVID-19 hace difícil establecer el escenario en el que se encontrará la Sociedad al cierre del ejercicio 2020, si bien se entiende que, de no atenuarse los efectos derivados por la crisis, el cierre del ejercicio 2020 pueda arrojar un resultado negativo", han añadido.

 

DATOS DE LAS CUENTAS DE 2019

 

La situación actual contrasta con el balance del año 2019, que se ha dado a conocer por completo este miércoles y que ofrece un resultado positivo en relación al número de viajeros transportados, con un total de 26.018.794, lo que supone un crecimiento del 1,64 por ciento (419.704) con respecto al año 2018, el mayor aumento de los últimos años.

 

El Consejo de Administración ha abordado, por otra parte, la adjudicación del Contrato de suministro de cuatro autobuses de gas natural comprimido (GNC), con un presupuesto base de 1.452.000 euros (IVA incluido), y así se ha propuesto la ejecución del mismo a Evobus Ibérica, por un importe, IVA excluido, de 1.200.000 euros.

 

Estos cuatro autobuses de GNC se suman a los tres ya adquiridos, dentro del proceso de renovación de la flota, con las ventajas medioambientales que esta tecnología supone.

 

Además, se ha informado de que en las próximas emanas comenzará a prestar servicio la nueva gasinera en las instalaciones de Auvasa, que posibilitara el suministro de este combustible a los autobuses a incorporar a la flota en los próximos años.

 

Noticias relacionadas