Auvasa pierde casi medio millón de viajeros en los meses de julio y agosto

Los viajeros esperan a acceder al autobús en Fuente Dorada. S.SANZ

La empresa de autobuses urbanos de Valladolid baja sus prestaciones durante gran parte del verano debido al descenso de usuarios.

Llegó el 1 de julio y con él, además de la ampliación de la zona ORA en Circular y paseo del Renacimiento y de la nueva norma de la calidad del pan, la reducción de las frecuencias de las líneas de Auvasa. Un tema que siempre genera polémica para los vallisoletanos que continúan su rutina laboral durante los meses de verano, pero que parece una decisión lógica por parte de la empresa, la cual pierde casi medio millón de viajeros en esta época, tal y como ocurrió en 2018.

 

Muchos ciudadanos se sienten perjudicados con el cambio de frecuencias, ya que durante los meses de julio y agosto se modifican los horarios de las líneas 1, 2, 3, 6, 7, 8, 9, C1, C2 y H en días laborables (de lunes a viernes), de acuerdo con la variación de la demanda en el periodo estival, según informa la empresa.

 

Así, en el mes de julio las líneas 1, 6 y 7 tienen una frecuencia de 12 minutos; la línea 2 de 13 minutos; las líneas 8, C1 y C2 de 15 minutos; y las líneas 3 y 9 de 20 minutos, todas ellas de lunes a viernes. El resto de las líneas mantienen los horarios y frecuencias habituales.

 

Por su parte, durante agosto, y en días laborables de lunes a viernes, las líneas 1 y 2 tendrán una frecuencia de 13 minutos; las líneas 6 y 7 de 12 minutos; la línea 3 de 20 minutos; las líneas 8, C1 y C2 de 15 minutos; y las líneas 9 y H de 30 minutos.

 

Mientras, las líneas con destino polígonos industriales (San Cristóbal y Argales) tendrán un servicio con salida de los diferentes barrios de la ciudad a las 06:10 o 06:15 horas durante el mes de agosto (permitiendo la entrada a los centros de trabajo ubicados en estos Polígonos a las 7:00 horas.), mientras que en julio mantiene el servicio habitual.

 

Respecto a las líneas matinales, según informa Auvasa, se mantienen a lo largo de los meses de julio y agosto los servicios de estas líneas que comunican los diferentes barrios de la ciudad a las 06:50 horas con la zona centro, posibilitando el enlace con el resto de la red de transporte público.

 

 

LOS DATOS AVALAN LA DECISIÓN

 

La primera semana ha sido, como cada año, un poco de trastorno para los viajeros habituales que utilizan el transporte público para acudir a sus puestos de trabajo. Algunos de ellos se vieron sorprendidos por el cambio, ya que en 2019 se ha dado la casualidad de que el 1 de julio cayó en lunes, por lo que no recordaron la variación de las frecuencias después de un fin de semana de descanso.

 

A primera hora de la mañana, en los tradicionales corrillos de las paradas, se escucharon quejas por la situación que “trastoca” los horarios ‘cogidos’ durante el resto del año. Incluso, algunas personas se aventuraron a lanzar hipótesis del porqué de la reducción de frecuencias, aludiendo a que “los trabajadores de Auvasa tienen vacaciones y hay menos personal. Un motivo que no es incierto, pero esto es algo que ocurre con la mayoría de vallisoletanos, que aprovechan los meses de julio y agosto para disfrutar de un merecido descanso.

 

La realidad es que Valladolid no tiene el mismo tránsito de viajeros durante estos meses que el resto del año. De hecho, según los datos ofrecidos por la empresa, Auvasa transportó en 2018 a casi medio millón menos de viajeros en julio y agosto; concretamente, 334.484 el primer mes y 634.678 el segundo, lo que hace una media de 484.581.

 

El total de viajeros durante julio del pasado año fue de 1.798.773, mientras que en agosto descendió a 1.498.579. Los datos de ambos meses supusieron las únicas bajadas de los 2 millones, siendo abril el siguiente en la escala (2.105.808).

 

FUENTE: AUVASA

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: