Auvasa modifica su 'Reglamento para viajar' tras 40 años y pide participación ciudadana
Cyl dots mini

Auvasa modifica su 'Reglamento para viajar' tras 40 años y pide participación ciudadana

Una usuaria entra a un autobús de AUVASA.

Se configura un régimen sancionador con una lista tasada de las infracciones y sanciones que llevarían aparejadas

El Ayuntamiento de Valladolid ha iniciado la modificación del 'Reglamento para viajar' de Auvasa y la ha abierto al usuario para incluir derechos y obligaciones.

 

El actual reglamento, con casi 40 años de vigencia, no está adaptado a los cambios normativos sucedidos desde su entrada en vigor. Por eso el Ayuntamiento considera conveniente una actualización y adaptación de las normas a los cambios que se han registrado en distintos ámbitos.

 

El concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, considera que tras 40 años es "necesario" este proceso, al tiempo que invita a la participación para lograr un resultado idóneo en el nuevo Reglamento, explica a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

La Concejalía ha publicado en la web del Ayuntamiento de Valladolid la consulta pública previa para recabar la opinión de la ciudadanía y de las organizaciones más representativas que pudieran resultar afectadas por la futura norma. El enlace a la web es el siguiente
https://www.valladolid.gob.es/es/tablon-oficial/ayuntamiento....

 

La ciudadanía, organizaciones y asociaciones debidamente identificadas que así lo consideren pueden presentar hasta el día 31 de marzo de 2021 sus opiniones y sugerencias dirigidas a la Concejalía.

 

El nuevo reglamento pretende regular las condiciones generales de utilización de los servicios de transporte colectivo urbano de personas viajeras en autobús que efectúa Auvasa, estableciendo, asimismo, los derechos y obligaciones de las personas que utilizan dicho transporte, que deberán ser observadas tanto por Auvasa y su personal como por las personas usuarias de este servicio, junto con las demás disposiciones de carácter general que resulten de aplicación, y especialmente con las normas dictadas al efecto por el Ayuntamiento de Valladolid, en quien reside la competencia exclusiva en la materia.

 

Además, se configura un régimen sancionador con una lista tasada de las infracciones y sanciones que llevarían aparejadas, continúa el comunicado.

 

En este sentido, establecerá una lista tasada de derechos y obligaciones de las personas usuarias del servicio, determinándose, además, las condiciones para poder viajar en los autobuses de Auvasa; en particular los derechos derivados de la obligación de portar durante el viaje un título de transporte válido, que deben ser conocidos previamente mediante su establecimiento en el nuevo Reglamento por las personas usuarias, como puede ser, a modo de ejemplo la posibilidad de llevar bultos, viajar con mascotas y ser transportado en determinadas condiciones de eficiencia y nivel de servicio.

 

Además, las nuevas tecnologías han potenciado la aparición de soluciones relacionadas con la información, adquisición y cancelación de los títulos de viaje y otras que requieren una regulación específica de la que carece el Reglamento vigente, más aún con motivo de la reciente implantación por Auvasa de los nuevos medios de pago (tarjeta EMW y código QR)

 

Asimismo, se regularán las obligaciones por parte de las personas que viajan a bordo del autobús en orden a mantener la convivencia con el resto de las personas usuarias y, por ende, la seguridad del servicio, añade el Consistorio.

 

OBLIGACIONES DE AUVASA

 

Por otra parte, se configurará, con carácter novedoso, un catálogo de obligaciones de la empresa con respecto a las personas usuarias del servicio que presta, cuya finalidad es la de que estas últimas tengan la posibilidad de exigir a Auvasa el cumplimiento de aquéllas, para lo cual es requisito 'sine qua non' su establecimiento y detalle en el nuevo texto normativo.

 

En particular, tales obligaciones estarán vinculadas, al deber de información con respecto a diversos aspectos del servicio, la regulación del uso de paradas y vehículos, preservar la seguridad a bordo del autobús y la seguridad vial, compromisos de horarios y frecuencias, obligaciones todas ellas que puedan ser conocidas y, por lo tanto, susceptibles de ser exigidas por las personas usuarias en caso de incumplimiento.

 

En la actualidad hay múltiples cuestiones que requieren de un debate social como el derecho a viajar de las mascotas y las obligaciones que eso conlleva para respetar los derechos del resto de personas que viajan, el transporte de otros modos de movilidad como bicicletas, vehículos de movilidad personal en aras de fomentar la intermodalidad sin perturbar el normal discurrir del viaje en autobús o la regulación de nuevas situaciones.

 

Por último, resulta de "vital importancia" para Auvasa el cumplimiento de la normativa sobre accesibilidad en los transportes públicos. De igual forma serán de aplicación las directivas de la Unión Europea sobre la materia, concluye.