Auvasa incorpora nuevos medios de pago en los autobuses urbanos de Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Auvasa incorpora nuevos medios de pago en los autobuses urbanos de Valladolid

El alcalde prueba una de las nuevas forma de pago en Auvasa.

Se podrá utilizar la tarjeta bancaria sin contacto para validar el billete sencillo o la nueva App para móvil Auvasa Pay para comprar billetes sencillos y bonobús

Auvasa presentó este martes la implantación de nuevos medios de pago para los usuarios del transporte en autobús urbano en Valladolid, que podrán abonar sus billetes a través de la nueva App para dispositivos móviles Auvasa Pay y de otros nuevos soportes como la tarjeta bancaria o el teléfono móvil. Además de las tarjetas bancarias habituales en soporte físico, se podrán utilizar igualmente las virtualizadas en Google Pay, Apple Pay o Samsung Pay, tanto en teléfonos móviles como en relojes inteligentes. 

 

Se trata según apuntan desde el Ayuntamiento del “mayor avance tecnológico del transporte urbano de Valladolid en lo relativo a medios de pago en los autobuses en los últimos años”, en consonancia con la línea estratégica de modernización de los sistemas TIC, que tendrá su continuación el próximo año con el inicio de la renovación completa de los sistemas de ayuda a la explotación (SAE), ticketing e información al usuario.

 

El 10 de junio de 2020, el Grupo de Trabajo para la recuperación de la crisis COVID-19, integrado por el PSOE, Partido Popular, Ciudadanos y Valladolid Toma La Palabra, acordó una dotación presupuestaria de 300.000 euros para la puesta en marcha de un sistema de pago mediante tarjeta bancaria (EMV) y códigos QR.

 

La implantación de estos nuevos sistemas de pago se realizará de forma gradual, estando ya disponibles en las líneas 10, 16, 24 y H. En las próximas semanas se irá ampliando el número de líneas, y se informará a los usuarios a través de todos los canales oficiales de Auvasa. Tras un período de prueba con el que se ha contado con la inestimable colaboración de cerca de un centenar de voluntarios, esta implantación gradual tiene como objetivo que la entrada en funcionamiento de los nuevos sistemas produzca las menores incidencias posibles y que exista una adaptación progresiva para garantizar la continuidad de servicio entre los actuales sistemas y sus nuevas alternativas. 

 

Las nuevas validadoras embarcadas permitirán abonar el billete sencillo con tarjeta bancaria (de crédito y débito) sin contacto, del mismo modo al que se realizan las compras habitualmente en cualquier comercio de la ciudad. De un modo sencillo, rápido, seguro y universal, se podrá acceder al autobús con tan solo disponer de este tipo de tarjeta bancaria. 

 

Por otra parte, ya está disponible para su descarga en versiones Android / iOS, la nueva aplicación Auvasa PAy, con la que los usuarios podrán adquirir y validar tanto billetes sencillos como bonos de 10 viajes (bonobús ordinario). Con esta aplicación, se pueden comprar estos títulos que se guardan en forma de código QR, de forma que se puedan validar al acceder al vehículo.

 

Los títulos para adquirir y utilizar en estas nuevas plataformas mantienen su precio de 1,50 euros para el billete sencillo y 0,75 euros para el caso del bonobús (7,50 euros para diez viajes). Igualmente, se mantiene el transbordo gratuito sólo en el caso del bonobús, para un tiempo máximo de sesenta minutos.

 

La nuevas validadoras estarán colocadas junto al puesto de conducción, accesibles en la entrada al vehículo y perfectamente identificadas. Cuentan con una pantalla en color donde se ofrece al usuario información acerca de las validaciones y con dos zonas en la parte inferior, una para el pago con tarjeta bancaria (parte izquierda) y otra con un dispositivo lector de códigos QR (parte derecha).

 

Estas validadoras autónomas se utilizarán exclusivamente para los nuevos medios de pago descritos, mientras que las actuales tarjetas de transporte de Auvasa podrán seguir siendo utilizadas del modo habitual en los otros equipos de validación.

 

Estos nuevos medios de pago, complementarios a los actuales para los títulos de billete sencillo y bonobús ordinario, se ofrecen a un público objetivo de cerca del 62 por ciento de los viajeros totales del año 2019 (según los datos de uso de billete sencillo y bonobús sobre el total) y, seguramente, serán utilizados tanto por parte de los usuarios esporádicos del transporte urbano (billete sencillo), como por los usuarios habituales que no hacen uso de títulos personalizados.