Auvasa descarta las paradas nocturnas a la carta para seguridad de mujeres y niños
Cyl dots mini

Auvasa descarta las paradas nocturnas a la carta para seguridad de mujeres y niños

Un bus de AUVASA circula por las calles de Valladolid. JUAN POSTIGO

El Ayuntamiento descartó la posibilidad ya que Valladolid cuenta con “pocos núcleos urbanos en la periferia” y por diferentes cuestiones legales

Ha sido noticia estos días en ciudades como Madrid. Desde este mes de octubre, mujeres y menores de edad tendrán la posibilidad de decidir dónde parar cuando cojan un autobús interurbano, una medida que pretende garantizar su seguridad en algunos momentos complicados como son por las noches. Un compromiso que también amagó con surgir en los autobuses de Auvasa en Valladolid… pero que finalmente no se realizará. ¿Por qué?

 

“Está descartado”, confirma el concejal de Movilidad, Luis Vélez, a TRIBUNA. “Sí que es cierto que también hemos visto proyectos piloto en ciudades como Bilbao o Vigo, pero sus circunstancias son otras respecto a Valladolid”, comienza a exponer el edil.

 

“Ellos tienen núcleos urbanos en la periferia y todo este proyecto era orientado a líneas nocturnas con situaciones muy concretas. Nosotros núcleos urbanos en la periferia no tenemos, muy pocos, son casas muy aisladas en el extrarradio”. El objetivo es claro; evitar que las mujeres o niños pasen ese miedo de antes de llegar a casa.

 

“Además hay otra serie de condiciones y problemas, como el tema de la accesibilidad”, prosigue Vélez. “Parar en cualquier sitio significa que esa parada no va a ser accesible para todo el mundo”. Dicho de otra forma, si una mujer en silla de ruedas pidiera una parada concreta quizá no sería tan fácil que pudiera apearse del vehículo.

 

“Teníamos dudas legales, de si se para en esas condiciones cómo afecta… Una serie de problemáticas que nos hizo descartar esta posibilidad”, se muestra claro el encargado municipal de Movilidad, quien confirma que, en todo caso, se trata de una posibilidad que se puso sobre la mesa a iniciativa propia del Ayuntamiento, no porque hubiera colectivos o asociaciones que lo hubieran solicitado.

 

“Había casi más perjuicios que beneficios, Valladolid es una de las ciudades más seguras y no hay demasiados problemas por la noche. Se miró porque pareció interesante al realizarlo otras ciudades, pero no ha ido más allá”. No será en este sentido hacia el que dé un paso adelante Auvasa.

Noticias relacionadas