"Aumentaremos el presupuesto para la temporada que viene, pero cuadrando las cuentas"
Cyl dots mini

"Aumentaremos el presupuesto para la temporada que viene, pero cuadrando las cuentas"

Mario Arranz y Enrique López, directivos del At. Valladolid

Mario Arranz, presidente del Atlético Valladolid, explica en TRIBUNA el futuro del club, sus jugadores y su viabilidad económica. El proyecto: que la temporada 2018-2019 sea la del máximo rendimiento deportivo.

Valladolid ha recuperado la ilusión por el balonmano. Y lo ha hecho gracias al proyecto del Recoletas Atlético Valladolid, el club que de la mano de Mario Arranz y su equipo de trabajo ha vuelto a poner en la liga Asobal, la máxima categoría, a una ciudad que respira 40x20. Ahora, con la permanencia asegurada, es el momento de hacer balance y planificar cómo será la próxima campaña, tanto el diseño deportivo como el presupuestario. TRIBUNA ha hablado con el presidente de la entidad azul para conocer los entresijos del club de Huerta del Rey.

 

Con la lección aprendida de anteriores experiencias, pero sobre todo por un pensamiento empresarial, lo que se tiene claro desde el Atlético Valladolid es que las cuentas tienen que cuadrar a final de temporada. Y que deben ser transparentes, para conocimiento de los socios. "El presupuesto en la 16-17 ha sido de 540.000 euros, y hay que ampliar para la que viene. Cuando llegas a Asobal ves que las previsiones se quedan cortas por lo que queremos incrementar entre el 15 y el 20 por ciento", explica Mario Arranz, quien tiene clara una "máxima ineludible, que las cuentas cuadren a final de año; no puedes gastar más de lo que ingresas".

 

¿Cómo se conseguirá ese incremento? "Hay tres vías. Los abonos, que consultaremos con la afición. Las administraciones públicas, que ni me molesto en llamar a la puerta porque ya sé la respuesta, y me parece bien, tenemos que ser capaces de generar dinero por nuestros propios medios. Y la de los patrocinadores, ya que somos una plataforma interesante a nivel divulgativo". 

 

EL PROYECTO DEPORTIVO: OBJETIVO 18-19

 

Con las recientes renovaciones de Diego Camino y Javi Díaz el equipo comienza a tener forma para la temporada que viene. Además, Víctor Rodríguez, Abel Serdio, Miguel Camino, César Pérez y Nico López tienen contrato en vigor para la próxima campaña, al igual que Rubén Río, quien firmó hasta la 2018-19.

 

Precisamente esa temporada, dentro de dos, es cuando Mario Arranz espera lo mejor del equipo: "Está diseñado para que la 18-19 sea la de mayor lustro, cuando el rendimiento de la plantilla sea máximo. Y sí, ese año alcanzar cotas que este año eran impensables".

 

El club trabaja ya en la renovación de piezas importantes con la idea de "consolidar" y se prevén "dos o tres cambios a lo sumo". La baja de Daniel Dujshebaev ya está confirmada, y hasta el momento es la única, mientras la directiva "está hablando con los jugadores que empezaron el proyecto, valorando las situaciones y viendo qué opciones puede haber", en alusión a De la Rubia, Roberto, Turrado, Grossi, Daniel Pérez, Viscovich y el joven Joel. Y, por supuesto, Fernando.

 

"La idea es que Fernando renueve, él tiene ganas de seguir. Aunque no es fácil compaginar su trabajo con la máxima competición", considera el presidente sobre el actual capitán -que en febrero cumplió los 44 años- y uno de los máximos goleadores históricos de la Asobal. También se está trabajando en la continuidad del entrenador Nacho González.

 

Y, entre los que estén por venir, encajarán dentro del perfil que el club marcó en sus inicios, una filosofía basada en "jugadores nacionales, jóvenes, ya que creemos que España tiene una cantera importante" e intentando apostar por gente de Valladolid: "son nuestra primera opción pero muchas veces se agotan las posibilidades, bien porque no están a nuestro alcance o bien porque no quieren venir". 

 

Porque al Recoletas Atlético Valladolid también le han dado calabazas jugadores con los que contactó, reconoce Mario Arranz, aunque la imagen de la entidad entre los jugadores es muy positiva: "No todos han sido sí quieros, pero han sido los menos. Los jugadores hablan entre ellos y la gente dice que venir al Atlético Valladolid es bueno. No podemos pagar lo que pagan otros pero convencemos con otros parámetros, con un proyecto que no ofrece dudas a nivel de pagos, con una preparación física trabajada, con servicios médicos de lo mejor de la categoría, y con una afición que llena Huerta del Rey y nos acompaña donde vayamos". 

Noticias relacionadas