Asociaciones vecinales de Valladolid llaman a protestar contra la "subida desmesurada" de la electricidad

La Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid ha realizado un llamamiento a "todas las organizaciones y colectivos sociales" para convocar a toda la ciudadanía en actos unitarios de protesta que dejen constancia de la "repulsa" que genera la "desmesurada" subida del coste de la electricidad en las últimas semanas.


 

En un comunicado recogido por Europa Press, y del que son partícipes la Confederación de Asociaciones Vecinales de Castilla y León (CAVECAL) así como la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV), se critica la "pasividad, aquiescencia y beneplácito" del Gobierno del PP por haber autorizado la subida de la electricidad "más de un 30 por ciento, en plena ola de frío y cuando más lo necesitan los hogares".

 

Así, han manifestado su "total desacuerdo" con el poder que el Gobierno dirigido por Mariano Rajoy ha dado a las Compañías Energéticas "a la hora de permitirles establecer las tarifas de la Luz o el Gas, con unos 100 euros anuales de subida en un hogar de bajo consumo" para estos dos elementos que consideran "imprescindibles en el funcionamiento diario de los hogares, el comercio y la industria".

 

En opinión de la Federación, esto se debe a "la falta de planes reales para dotarse de energías limpias, reduciendo la dependencia del Gas o del Petróleo mientras se sancionan o penalizan otras ofertas de energía alternativa".

 

Por otro lado, han citado los beneficios obtenidos por las empresas que controlan el gas y la electricidad a los que consideran "astronómicos" que tampoco "redundan a favor de la situación de crisis que se vive", puesto que son las entidades que menos impuestos declaran.

 

El Gobierno Central, en su opinión, se beneficia "de forma directa" de estas decisiones, puesto que sus ingresos para el Presupuesto General del Estado se incrementan vía impuestos, ya que el coste real de la electricidad "es inferior al 35 por ciento del precio establecido en el recibo" mientras que lo restante hasta el 100 por ciento "son impuestos y peajes".

 

En definitiva, entienden que "no hay equilibrio entre el beneficio empresarial y el precio del recibo de la luz o el gas", lo que "condena a miles de personas a la pobreza energética, a pasar hambre y frío por la avaricia de quienes fijan los precios y quien se lo consiente".

Noticias relacionadas