Así va el 'proces'