Así será el Chiringuito de Moreras: comidas 'non stop', cócteles de calidad, música en vivo y un diseño llamativo

Víctor Redondo, al frente de La Cotorra, asume la gestión de este espacio en la Playa de Valladolid con la idea de combinar varios espacios para abarcar todas las opciones en un local adaptado a su entorno.

El Chiringuito de las Moreras ya tiene, oficialmente y tras estudiar los recursos interpuestos por otros licitantes, nuevo dueño. Los propietarios de La Cotorra asumen la gestión del espacio por los próximos nueve años y sobre el terreno levantarán un establecimiento que pretende ser llamativo al tiempo que adaptado a su entorno. Un local que "de día sea muy de día y de noche muy de noche" según explica a TRIBUNA Víctor Redondo, próximo gerente de 'La Pera Limonera', nombre del futuro chiringuito.

 

"Empezamos desde la arena, hacemos un edificio nuevo y de ahí la gran inversión que planteamos" explica Redondo. El actual edificio de la Playa es propiedad de los antiguos dueños ya que a concurso público lo que sale es, únicamente, el terreno. "Haremos restaurante, comedor fuera y dentro, y zona de picoteo. Dentro de las horas de apertura será comida 'non-stop' viernes, sábado y domingo, a cualquier hora".

 

Entre las cosas que destaca Víctor Redondo sobre el futuro 'La Pera Limonera' es su servicio en mesa y una carta que aún están confeccionando pero que, adelanta, "va a haber más parrilla y vamos a intentar meter arroces". También prevé que, "siempre que el Ayuntamiento nos de permiso", apostar por "música en directo: queremos que nuestros locales sean de día muy de día, y de noche muy de noche, también tendremos bebidas premium y coctelería".

 

¿Cuándo abrirá este nuevo local en Valladolid? "No hay fecha, hay que montar una estructura nueva. Mi idea es tenerlo montado en febrero y abrir en marzo" desgrana Víctor Redondo, quien adelanta que dentro de poco también inaugurará 'La Cacatúa', en la Catedral, muy parecido a 'La Cotorra'.

 

Por último, Redondo aventura el diseño del próximo Chiringuito, moderno, original, adaptado a su entorno y cuidando las vistas al Pisuerga: "Trabajamos en un proyecto muy llamativo, con mobiliario chulo. Una de las paredes va en tres partes y se abre en 45º, y en el techo tendremos vegetación e instalaremos placas solares".

Noticias relacionadas