Así se despierta Valladolid tras la nevada

Valladolid se ha despertado con un fino manto blanco. La nevada que comenzó alrededor de las ocho de la tarde de este martes ha cuajado en la ciudad y en muchos puntos de la provincia. Aunque no existen excesivas dificultades para circular por el centro, en algunas calles si se amontona la nieve en aceras y calzada, por lo que se recomienda precaución.

 

La lluvia que está cayendo desde primera hora de la mañana provocará que la estampa invernal pueda esfumarse rápidamente.

 

La nevada, intensa en muchos puntos de la provincia vallisoletana y en la Comunidad, hizo que la Dirección General de Tráfico informa de que la circulación se encuentra condicionada por la nevada en carreteras de la red principal como la AP-6 entre Adanero (Ávila) y Segovia, la AP-61, la A-1 y la N-110 en la provincia segoviana, la A-62 entre Tordesillas (Valladolid) y Castrillo de la Guareña (Zamora), la A-6 en la provincia vallisoletana y la A-66, la N-122 y la A-52 en la zamorana, por lo que se pide precaución para transitar por todas ellas.

 

 

En Zamora, además, se recomienda precaución para circular por la A-66 a la altura de Cubo de Tierra, la N-122 en Trabazos y la A-62 entre Castrillo de la Guareña y el límite con Valladolid, donde el aviso llega hasta el término municipal de Tordesillas.

 

En la provincia vallisoletana también se prohibió el paso a vehículos pesados en la A-6 en Ataquines  durante unos 40 minutos en la tarde de este martes, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil. No obstante, a las 20.30 horas el aviso en esta autovía era de nivel verde a la altura de San Vicente del Palacio.

 

 

 

Noticias relacionadas