Así queda El Peral tras el botellón de este sábado

La falta de conciencia de los incívicos deja el parque de la calle Alcaparra, en Valadolid, lleno de botellas de plástico, bolsas, y vasos.

Así quedó el escenario del botellón que ayer sábado 17 de junio se celeró en El Peral, al sur de Valladolid. Recuerdos de una fiesta pasada que a la luz del sol demuestran el incivismo de algunos jóvenes quienes deciden beber en la vía pública y, lo que es más grave, no son capaces de recoger la cantidad de basura que generan.

 

Las contaminantes bolsas de plástico se esparcen por la pequeña pista de patinaje y la arena de los alrededores. Esas son las primeras en caer, y en ser olvidadas. Los restos de botella de refresco yacen sobre el terreno, vacíos, agotados. Algunos recipientes de cristal que no llegan al contenedor amarillo, y vasos llenos a medias, completan el escenario que queda tras la fiesta.

Noticias relacionadas