Actualizado 04:49 CET Versión escritorio
Valladolid

Así ha sido el primer debate a cuatro entre Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias

DEBATE

PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos han mostrado sus propuestas en el debate a cuatro de RTVE.

Publicado el 22.04.2019

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha evitado durante el debate en TVE descartar un pacto de gobierno con Ciudadanos, como le ha reclamado una y otra vez el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Sánchez ha optado por destacar que es posible "un tercer espacio" en el que haya una "amplia mayoría" que apoye un Gobierno formado por socialistas e independientes "progresistas", como el que ha liderado estos 10 meses.

 

Es más, Sánchez ha reprochado duramente al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que haya puesto un "cordón sanitario" al PSOE y no a una "ultraderecha" que ha calificado de "temible" y que ha identificado con Vox, ausente del debate.

 

 

"Qué decepción", ha dicho una y otra vez Sánchez, mientras Rivera le reprochaba que quien es temible es el presidente catalán, Quim Torra, que llama "bestias taradas" a los españoles y que pese a ello el PSOE se ha puesto "en sus manos".

 

Rivera se ha dirigido también al líder del PP, Pablo Casado, para insistir en que él está dispuesto a un pacto, pero siempre que queden excluidos los nacionalistas. En concreto, ha criticado que el PP esté dispuesto a pactar con el PNV, como ya hizo en el pasado.

 

Casado ha respondido dejando claro que esa acusación no la entienden los votantes del PP ni de Ciudadanos y, tras dejar claro que Rivera no es su adversario --"usted tampoco", ha concedido el líder de Ciudadanos--, se ha defendido con un ataque: "Yo no voy a pactar con el PNV, ni con Sánchez, como usted hizo en 2015".

 

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha evitado durante el debate en TVE descartar un pacto de gobierno con Ciudadanos, como le ha reclamado una y otra vez el líder de Podemos, Pablo Iglesias. En cambio, ha apostado por "un tercer espacio" en el que haya una "amplia mayoría" que apoye un Gobierno formado por socialistas e independientes "progresistas", como el que ha liderado estos 10 meses.

 

Así, Sánchez ha dejado sin respuesta la oferta de Iglesias, que se ha mostrado dispuesto a colaborar con el PSOE pese a la "sensación de que no siempre cumple lo que dice" y se ha dedicado a reprochar a Ciudadanos que le haya puesto un "cordón sanitario". Albert Rivera, a su vez, ha ofrecido a Pablo Casado un pacto para un gobierno "constitucionalista" y sin el PNV, y éste le ha respondido que él es "bastante más creíble" que Ciudadanos en materia de pactos.

 

ALBERT RIVERA: "EL MILAGRO ECONÓMICO DEL PP ESTÁ EN LA CÁRCEL"

 

 

El candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha advertido este lunes de que votar al PSOE o a Podemos, que a su juicio "son lo mismo", dará como resultado un Gobierno que "meterá la mano en el bolsillo de los ciudadanos", pero también ha reprochado a Pablo Casado las políticas fiscales de los últimos gobiernos del PP.

 

Al final del primer bloque del debate celebrado en TVE, dedicado a las políticas económicas, Rivera ha cambiado de discurso en su turno de cierre y lo ha dedicado, no a criticar a Pedro Sánchez como había hecho hasta ese momento, sino a advertir a Pablo Casado de que si quiere pactar con Ciudadanos tras las elecciones tendrá que cambiar las políticas fiscales del PP y hacer políticas realmente "liberales".

 

De hecho, ha recordado que Casado estaba "en el escaño" cuando el Gobierno de Rajoy, con Cristóbal Montoro de ministro de Hacienda, aprobó subidas del IVA y del IRPF y que en comunidades donde gobierna el PP, como Galicia, se mantiene el impuesto de sucesiones.

 

Y ha ido más allá cargando directamente contra el exvicepresidente económico Rodrigo Rato. "¿Sabe dónde está el milagro económico del PP? En la cárcel", ha dicho.

 

El primer bloque del debate organizado por TVE, dedicado a las políticas económicas, ha transcurrido con Pablo Casado presumiendo de creación de empleo frente a las cifras del PSOE, con Rivera acusando a socialistas y Podemos de practicar unas políticas "bolivarianas", con Pablo Iglesias advirtiendo de que la Constitución no se cumple en lo relativo a justicia fiscal y empleo y con Pedro Sánchez defendiendo su labor en favor de la justicia social, frente a la apuesta del PP por los "corruptos".

 

PABLO CASADO: "CUANDO EL PSOE ENTRA POR LA PUERTA, EL EMPLEO SALE POR LA VENTANA"

 

 

El líder del PP, Pablo Casado, ha seguido la misma línea de ataque a Pedro Sánchez, le ha acusado de preparar una subida de impuestos que supondrá que los españoles paguen una media de 1.000 euros más al año en tributos y ha anunciado que si gobierna el PP se suprimirán los impuestos de sucesiones, donaciones y patrimonio, bajará el IRPF por debajo del 40 por ciento y el bonificará el ahorro de los planes de pensiones con hasta 8.000 euros al años. Unas medidas que ha calificado de revolución fiscal y que, según ha asegurado, supondrán 700 euros más de ahorro a cada contribuyente.

 

Pablo Casado también ha recordado la herencia del PP, la creación de 6,5 millones de empleo desde los años 90 y ha advertido contra las políticas del PSOE, de las que asegura que ya están suponiendo una menor creación de empleo. Incluso ha sacado un gráfico con la evolución del paro en los gobiernos socialistas y en los del PP: "Cuando el PSOE entra por la puerta, el empleo sale por la ventana".

 

En sus críticas a Sánchez, el líder del PP ha recordado que éste votó como diputado los recortes de Zapatero que supusieron congelar las pensiones y bajar el salario de los funcionarios.

 

"Es curioso que hable de Justicia social quien votó el mayor recorte", ha exclamado recordando también que Pedro Sánchez estaba en el Parlamento cuando las políticas de Zapatero propiciaron que 3,5 millones de españoles perdieran el empleo, al tiempo que ha cuestionado que Sánchez defienda de verdad la "justicia social" cuando sube el diésel a 17 millones de conductores.

 

Además, Casado ha incidido en que él ha llegado a la presidencia del PP "precisamente para pasar página de las cosas que se han podido hacer mal en el pasado" y que ganó las primarias porque tuvo un "comportamiento muy firme" contra cualquier caso de corrupción.

 

Así, mientras Sánchez le ha reprochado que haya puesto a "vigilar" la corrupción a Alfredo Prada, imputado por sobrecostes en la Ciudad de la Justicia de Madrid, el líder 'popular' le ha respondido que él expulsa del partido cuando se investiga a un miembro de su partido, mientras que Sánchez ha hecho presidenta de su formación a Cristina Narbona a la que ha definido como investigada en el caso de Acuamed.

 

PABLO IGLESIAS: "LA GENTE NO ES IDIOTA, SABE LO QUE ES PAGAR IMPUESTOS"

 

 

Pablo Iglesias, por su parte, se ha centrado en defender que se cumpla la Constitución "por una cuestión de respeto" en cuanto que ésta prevé que todos los españoles contribuyan de una forma justa y paguen impuestos según sus ingresos y tengan un empleo digno con un salario digno.

 

En este sentido, ha atribuido a su formación política y a su empeño en las negociaciones con Pedro Sánchez el que se haya subido a 900 euros el Salario Mínimo Interprofesional.

 

En cuanto a los impuestos, ha denunciado la "vergüenza" de los pocos impuestos que pagan los bancos y las grandes empresas mientras que son muy altos los que pagan los ciudadanos de a pie. "La gente no es idiota, sabe lo que es pagar impuestos", ha exclamado antes de defender que se baje el IVA de los servicios básicos como la luz y el gas, los servicios veterinarios o los de los productos de higiene femenina.

 

También ha reprochado al resto de partidos que se financien en campaña con los bancos y se ha preguntado por qué no se pide que éstos devuelvan el dinero del rescate bancario.

 

Tras pedir a sus contrincantes que expusieran sus programas para que la gente no piense que han ido con el monólogo aprendido a "soltar una chapa", ha defendido que los contratos temporales lo sean solo por causas muy justificadas y de un máximo de seis meses, ha cargado contra las reformas laborales del PSOE y del PP y ha criticado que Albert Rivera no haya dicho nada de los falsos autónomos que son los que solo tienen un pagador.

COMENTARComentarios