Así ha quedado el paso peatonal subterráneo de San Isidro tras su remodelación

Se ha modificado el pavimento, se ha pintado  y se ha ampliado el pasamanos en las rampas.

El paso peatonal subterráneo de San Isidro ha quedado abierto a lo largo de este viernes después de algo más de dos semanas de obras, según han informado fuentes del Ayuntamiento de Valladolid.

 

Las obras de mejora del actual paso subterráneo de la calle San Isidro comenzaron el pasado 30 de octubre y consisten en la modificación y ampliación de longitud de pasamanos en las rampas, la sustitución de pavimento y la reparación y pintura de paramentos verticales. Se han eliminado los grafitis y se le ha dado un aspecto más amable a este túnel de 43 metros, que es una zona que provoca inseguridad entre los viandantes. 

 

Durante las últimas dos semanas, desde el lunes 28, el Ayuntamiento habilitó y señalizó un paso peatonal provisional en el carril derecho del túnel de vehículos (dirección Plaza Circular), de tal forma que pueda ser utilizado por los peatones mientras duren las obras del actual paso peatonal. Por tanto, ese acceso a la Plaza Circular para el tráfico ha estado reducido a un carril para los vehículos. Según ha informado la Policía en su cuenta de twitter, el túnel para acceso de vehículos quedará cerrado hasta el próximo martes para llevar a cabo una inspección.