Así es el 'nuevo' José Zorrilla

El coliseo blanquivioleta volvió a abrir sus puertas con importantes reformas y un lavado de cara.

El Estadio José Zorrilla volvió a recibir este domingo a sus fieles. Lo hizo libre de humos y con importantes e imponentes cambios en su aspecto. Un lavado de cara dirigido a mejorar la experiencia de sus aficionados y acercarles a sus ídolos. En total, han sido tres meses de obra jalonada por la desaparición del foso, la cual bajó la altura del césped y propició que se ganasen tres filas más de butacas alrededor de todo el Estadio.

 

Una nueva zona denominada Grada Foso que aproxima a los aficionados con los jugadores, pero que no fue la única modificación importante acometida en el estadio José Zorrilla durante este largo verano. Los banquillos se han incrustado en el graderío y con ellos se han introducido la 'Experiencia Banquillo', la cual ofrece una visión completamente diferente de lo que se “cuece” a ras de hierba.

 

Asimismo, se ha cambiado el marcador del estadio José Zorrilla por uno acorde a los tiempos que corren. El más grande de toda la competición liguera junto al del Santiago Bernabéu (150 metros cuadrados), aunque con una mayor resolución (2800x672 píxeles). Todo ello para que los aficionados blanquivioleta no se pierdan un solo detalle del partido.

 

UNA EXPERIENCIA GASTRONÓMICA REFERENTE

 

También se han hecho cambios en las entrañas del estadio. Se han mejorado las barras y los puestos de comida, también con una oferta gastronómica referente proporcionada por la empresa de catering Aramark, al mismo tiempo que se han revestido y acondicionado los Palcos VIP y Palcos Privados con el objetivo de brindar un inigualable confort a los aficionados.

 

Reformas todas ellas que se han llevado a cabo gracias al esfuerzo de muchas personas durante todo el verano y que suponen el primer paso de los muchos que la entidad quiere acometer con vistas a, poco a poco, adaptar el Estadio José Zorrilla al siglo XXI.